Foto referencial.

Según el Programa Nacional Contra la Violencia Familiar y sexual (MIMP 2017), se registraron 155 violaciones sexuales en niñas piuranas menores de 17 años durante el 2017.

El investigador del Centro IDEAS, Pablo Juárez Vílchez, señaló la magnitud de esta problemática. “Son 155 niñas en un año, entre las 52 semanas que trae el año, se calcula a tres niñas por semana violentadas sexualmente”, manifestó el especialista.

Juárez Vílchez también expresó su preocupación por los embarazos originados por estas violaciones. ”Esto debe parar, no podemos seguir viendo a más niñas violentadas y mucho peor, que a sus 12 o 13 años sean madres producto de la violación”, opinó el investigador.

A este problema se suma la indiferencia de los operadores de justicia ante estos casos, en muchos de los cuales no creen en las palabras de las niñas y de las familias, tal como lo evidencia la investigación que realiza el Centro IDEAS “Gritos de desesperación de las niñas afectadas por la violencia sexual, región Piura 2017”.

Uno de los casos detectados por este estudio es el de una menor abusada sexualmente por su padre y por su tío paterno desde los 10 años. Ambos agresores están libres y continuamente amenazan a la familia y a la niña.

Durante la realización de estudio, la menor tenía cuatro meses de gestación. Sin embargo, la DEMUNA del distrito desconocía el caso y ante la insistencia del Centro IDEAS, señalaron que no podían actuar sino tenían una orden de la Fiscalía.

“Ella (la menor) no sale de su habitación y no se comunica con nadie, excepto con su mamá y su hermano. Su salud mental fue afectada” señaló Pablo Juárez.

El estudio también detectó una ruta muy difícil para denunciar y atender a las niñas violentadas. “En la etapa de la asistencia legal a las víctimas de violación sexual, el principal problema es la cobertura de la cámara Gesell; dado que sólo existe una cámara para atender toda la demanda de la región”, indicó Juárez.

Otro obstáculo que detectó el estudio es la falta de recursos humanos para priorizar los casos y brindar la atención adecuada durante la entrevista y todo el apoyo que necesita la víctima.

Foto: Referencial

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here