Foto tomada a días del desborde del Río Piura en el mes de Marzo
Foto tomada a días del desborde del Río Piura en el mes de Marzo

Por: Carlos Chunga

La desesperación que provocó el desborde del río Piura el 27 de marzo del 2017 trajo consigo una cadena solidaria que, con sus dificultades, concretó de inmediato la ayuda humanitaria que necesitaba la población más afectada.

El desastre natural, calificado como la peor inundación en la historia de Piura, dejó 42 mil 983 damnificados, 356 mil 120 afectados, 16 fallecidos, 39 heridos, 4 mil 485 casas colapsadas y 4 mil 66 casas inhabitables, según el reporte del Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN).

Familias Damnificadas del Bajo Piura
Familias Damnificadas del Bajo Piura

Sin embargo, además de la solidaridad, el flagelo de la naturaleza también acarreó ofrecimientos vanos de las autoridades y, en medio año, lejos de presenciar al menos el inicio de una verdadera reconstrucción, los piuranos hemos asistido a un concierto de promesas incumplidas.

La primera de ellas fue del entonces ministro de Vivienda, Construcción y Saneamiento, Edmer Trujillo Mori, quien a solo tres días del desborde declaró: “Ha quedado establecido con la visita que tuvimos con el premier Fernando Zavala que en 30 días debemos volver a la normalidad, eso implica que debemos seguir trabajando”.

Edmer Trujillo, exministro de Vivienda, Construcción y Saneamiento
Edmer Trujillo, exministro de Vivienda, Construcción y Saneamiento

Naturalmente, este anuncio preveía una eficiencia poco usual en el sector estatal y, aun así, Edmer Trujillo se atrevió a decirlo. Su visita a Piura, según informó CUTIVALÚ, respondía a coordinaciones para restablecer el servicio de agua potable en las zonas afectadas.

ABRIL

Para inicios de abril, ya los dedos apuntaban al gobernador regional, Reynaldo Hilbck, en torno a los 212 millones de soles invertidos en actividades de prevención por el Fenómeno El Niño durante el año 2015, además de los 34 millones de soles invertidos en el 2016. Hilbck atinó a defender la prevención hecha junto al Ministerio de Agricultura, sin dejar de afirmar que las lluvias superaron sus proyecciones y que el presupuesto fue insuficiente.

La indignación aumentó cuando Hilbck reveló en CUTIVALÚ que las autoridades municipales sí tenían conocimiento de que el caudal del río Piura superaría los 3 mil metros cúbicos por segundo, con riesgo de desborde. Esta advertencia fue informada en una reunión de urgencia y comunicada oportunamente, según el gobernador, a la población, que no evacuó a tiempo.

Reynaldo Hilbck, gobernador regional de Piura
Reynaldo Hilbck, gobernador regional de Piura

Ello les valió a Reynaldo Hilbck, los alcaldes y algunos funcionarios una denuncia penal ante la Fiscalía Anticorrupción, por los presuntos delitos de omisión de funciones y exposición al peligro. La denuncia fue presentada por el Colegio de Abogados de Piura y la investigación podría estar lista a fines de este año.

MAYO

Ya que, en la ciudad, dos puentes de cuatro se vieron afectados por el desborde de río, el 2 de mayo el gerente de Infraestructura del Gobierno Regional, Martín Saavedra More, anunció que en la segunda quincena de ese mes se empezaría a construir el quinto puente entre Piura y Castilla, cerca al hospital Cayetano Heredia. La comprobación de esta promesa incumplida está al alcance de cualquier transeúnte.

El 3 de mayo un nuevo ofrecimiento entusiasmó a la población del Bajo Piura, pues el gobernador Reynaldo Hilbck anunció que en 15 días se recuperarían los servicios de agua, luz y transporte en el sector. Pedregal Chico y la carretera Piura-Catacaos son solo una muestra del incumplimiento de esta promesa.

El 5 de mayo el Gobierno Central nombró a Pablo de la Flor como presidente ejecutivo de la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios. Pese a que las autoridades del Ejecutivo dijeron el 11 de mayo, tras una reunión en la Universidad de Piura, que este día iniciaba oficialmente la reconstrucción, la cita no dejó más que anuncios, salvo por la primera piedra de la construcción del puente Venados, en Sullana, que actualmente tiene un avance de casi 20 %.

Pablo de La Flor, director de la Autoridad Para la Reconstrucción con Cambios
Pablo de La Flor, director de la Autoridad Para la Reconstrucción con Cambios

A mediados de mayo, mientras la contaminación del aire era casi el triple del límite permitido por la regulación ambiental, el ministro de Agricultura y Riego, José Manuel Hernández, anunció que en 45 días se iniciaba el reforzamiento de las defensas ribereñas del río. Pero hasta hoy han pasado 132 días sin que se efectúe ni un solo trabajo.

Según dijo el 24 de mayo el director de Estudios y Medio Ambiente del Proyecto Especial Chira-Piura, Marcelo Olivos Farro, los trabajos de rehabilitación en los diques izquierdo y derecho del río Piura, así como la descolmatación en los drenes Sechura y 1308, debían empezar en agosto “para culminar antes de fin de año”.

Ello coincidió con la postura del jefe de la Reconstrucción, Pablo de la Flor, quien reiteró que “en dos o tres meses” —o sea en agosto como máximo— esas obras debían estar empezando. Sin embargo, recién fueron adjudicadas a fines de agosto, y las empresas que ganaron las licitaciones fueron duramente cuestionadas por la Contraloría, por lo que el Gobierno Regional debió anular las adjudicaciones.

Otro anuncio lleno de expectativas fue el del gerente encargado de la EPS Grau, Roberto Sandoval Maza, cuando el 25 de mayo dijo que a la quincena de junio se esperaba recuperar y limpiar 340 kilómetros de redes de alcantarillado afectados por el Niño Costero en Piura, Castilla, Catacaos, Sullana y Talara. Pero la situación, por ejemplo, en la calle Alejandro Taboada de Catacaos demuestra que esta es otra promesa incumplida.

JUNIO

Uno de los problemas que comenzó a surgir desde junio fue que las veedurías propuestas a los trabajos de reconstrucción no pasaron de ser una opción a tener en cuenta, sin llegar a ser vinculantes. Es el caso del convenio firmado entre el Ministerio de Agricultura (Minagri) y el Colegio de Ingenieros de Piura, que apenas a las dos semanas mostró discrepancias entre las partes por una propuesta con la cual discrepan los ingenieros: la descolmatación de los ríos.

Si bien Pablo de la Flor ofreció participación ciudadana en el proceso de la reconstrucción, el Minagri ha decidido seguir adelante, aun cuando las recomendaciones de los especialistas son desfavorables en cuanto a costos y eficiencia de los trabajos de rehabilitación.

Las universidades de Piura y Nacional de Piura se sumaron en junio a emitir opiniones técnicas sobre las tareas de reconstrucción, demandando celeridad y transparencia en el proceso. A partir de entonces, y por similares motivos, las protestas en las calles fueron inminentes.

Especialistas de la Universidad Nacional de Piura
Especialistas de la Universidad Nacional de Piura

JULIO-AGOSTO

El 6 de julio el ingeniero Alberto Joo Chang, director de Agro Rural (entidad adscrita al Minagri), dijo a CUTIVALÚ que en agosto se esperaba comenzar los trabajos de descolmatación en los ríos Piura y Chira. A punto de empezar octubre, los trabajos aún no comienzan y los procesos también han sido observados por la Contraloría, aunque hasta el momento siguen en pie.

Alberto Joo Chang, director de Agro Rural
Alberto Joo Chang, director de Agro Rural

Hay que indicar que entre julio y agosto, con visitas ministeriales e incluso la llegada del propio presidente de la República, hubo promesas que aún están pendientes y que, de vencerse el plazo, serán recordadas en un nuevo informe.

SETIEMBRE

Recientemente, el ministro de Vivienda, Carlos Bruce, refirió que en noviembre próximo unas 200 familias tendrán su vivienda definitiva, tras quedar damnificadas por el desborde del río. Este será un primer grupo de familias de las miles que serán beneficiadas con este programa del Fondo Mi Vivienda.

Ministro de Vivienda Carlos Bruce, en su primera visita a Piura
Ministro de Vivienda Carlos Bruce, en su primera visita a Piura

Está pendiente también la nueva licitación de las obras anuladas por el Gobierno Regional, así como las obras adjudicadas por Agro Rural. Mientras los especialistas se manifiestan en contra de trabajos que consideran excesivamente costosos y poco efectivos, los piuranos esperan, para decirlo de una forma metafórica, una cirugía real para curar la enfermedad en vez de pastillas para paliar momentáneamente el dolor.

1 Comentario

  1. El presidente de la república y algunos de sus ministros deberían de vivir en la zona afectada por el niño costero. Si no lo viven, no lo van a sentir y siempre van a estar pidiendo al pueblo afectado paciencia. Ello no resuelve los problemas de la gente en la zona. Si viven en la zona, harán su trabajo más rápido. Ojala no se repita la experiencia del terremoto en Ica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here