Foto referencial.

El gobierno peruano decidió que el acoso, acoso sexual, chantaje sexual y difusión de imágenes o material audiovisual con contenido sexual sean incorporados como delitos en el Código Penal. Ello, con el fin de garantizar una lucha eficaz contra las diversas modalidades de violencia que afectan principalmente a las mujeres.

Según el Decreto Legislativo 1410, publicado en el diario El Peruano, “el que, de forma reiterada, continua o habitual, y por cualquier medio, vigila, persigue, hostiga, asedia o busca establecer contacto o cercanía con una persona sin su consentimiento, de modo que pueda alterar el normal desarrollo de su vida cotidiana, será reprimido con pena privativa de la libertad no menor de uno ni mayor de cuatro años, inhabilitación y con sesenta a ciento ochenta días multa”.

La misma pena se aplica al que acosa a otra persona usando cualquier tecnología de la información o de la comunicación.

Si la víctima es menor de edad, adulto mayor, gestante o con discapacidad, la pena privativa de la libertad será no menor de cuatro ni mayor de siete años, así como la inhabilitación y de doscientos ochenta a trescientos sesenta y cinco días multa.

En el caso de acoso sexual, “el que vigila, persigue, hostiga, asedia o busca establecer contacto o cercanía con una persona, sin el consentimiento de esta, para llevar a cabo actos de connotación sexual”, será reprimido con pena privativa de la libertad no menor de tres ni mayor de cinco años e inhabilitación.

Según este decreto, “el que difunde, revela, publica, cede o comercializa imágenes, materiales audiovisuales o audios con contenido sexual de cualquier persona, que obtuvo con su anuencia, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de dos ni mayor de cinco años y con treinta a ciento veinte días multa”.

Si la víctima mantiene o mantuvo una relación de pareja con el victimaria, la pena privativa de libertad será no menor de tres ni mayor de seis años y de 180 a 365 días multa.

El chantaje sexual también es considerado delito e incorporado al Código Penal. Así, “el que amenaza o intimida a una persona, por cualquier medio, incluyendo el uso de tecnologías de la información o comunicación, para obtener de ella una conducta o acto de connotación sexual, será reprimido con pena privativa de la libertad no menor de dos ni mayor de cuatro años e inhabilitación”.

Si el victimario amenaza a la víctima con imágenes de contenido sexual donde ella aparece, la pena privativa de libertad será no menor de tres ni mayor de cinco años e inhabilitación.

(Fuente: La República)

1 Comentario

  1. Parece importante el DL.1410 y todo depende que las NORMAS Y LEYES se cumplan…y no cuando la mujer denuncia, lo que siempre dicen la PNP., tu lo buscaste, que hiciste, lo permitiste y aún hacen daño filmando cuando esta prohibido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here