La congresista de Fuerza Popular, Rosa María Bartra, anunció hoy que retirará el dictamen que modifica la Ley 28518, denominada Ley de Modalidades Formativas Laborales, con la finalidad de abrir un debate sobre la educación técnica en el Perú.

“Con la finalidad de que se abra más al debate, lo voy a retirar de momento, porque no quiero contaminar la escena que debería ahora estar concentrada en los casos de corrupción que investigamos”, afirmó en RPP al responder a las fuertes críticas contra esta ley, aprobada en la víspera por la Comisión Permanente del Congreso.

LEER MÁS: Aprueban proyecto para que jóvenes de institutos trabajen sin sueldo

La parlamentaria manifestó que su iniciativa fue presentada el año 2016 y pasó por todos los filtros correspondientes, incluso fue aprobada por unanimidad en la Comisión de Educación.

En ese marco, rechazó que esta iniciativa se haya saltado las instancias previas de debate en el Parlamento.

Bartra consideró que el Perú necesita medio millón de profesionales técnicos, razón por la cual destacó el debate abierto a raíz de la presentación de su proyecto de ley.

Asimismo, refirió que esta discusión permitirá conocer la realidad de los institutos tecnológicos, en especial los que pertenecen al Estado.

“Me alegro que se ponga al debate la formación tecnológica, porque realmente no nos preocupamos por formarlos debidamente”, agregó.

Además, negó que su propuesta genere una especie de “esclavitud juvenil”, y subrayó que coloca regulaciones a este tipo de formación tan importante para el desarrollo del país.

La Comisión Permanente del Congreso aprobó ayer el proyecto que modifica la Ley 28518, denominada Ley de Modalidades Formativas Laborales.

Según el proyecto, el alumno de centros de educación técnico productiva y de institutos superiores tecnológicos accederá a experiencias formativas que complementen su formación teórico práctica en aula, a través del desempeño de ciertas funciones en situaciones reales de trabajo.

Dicho aprendizaje se realizará mediante convenio cuya duración no podrá exceder un total de 448 horas distribuidas en un periodo máximo de tres años.

La jornada en la modalidad de experiencia formativa en situaciones reales de trabajo no será mayor a cuatro horas diarias o 20 horas semanales.

Según el proyecto, bajo dicha modalidad el estudiante no recibirá subvención económica alguna “dado que las experiencias formativas se asocian a las unidades didácticas de aprendizaje fijadas en el plan de estudio correspondiente a la carrera técnica del alumno beneficiado”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here