DSC_1344.reducida

A tan sólo seis horas de Piura, el paisaje es muy diferente. Dejamos de lado la costa para recorrer los maravillosos paisajes montañosos de la sierra piurana. Segunda y Cajas, una comunidad campesina de Huancabamba, ubicada en el distrito de Carmen de la Frontera, nos espera para conocerla. Los bosques y páramos de Chicuate–Chinguellas han sido declarados áreas de conservación y la comunidad da una fiesta en su honor.

DSC_1351.reducida

Recorremos las serpenteantes pistas de tierra ascendiendo poco a poco hasta la cumbre. A nuestros pies, la inmensidad de las montañas se extiende ante nosotros. Alcanzamos el punto más elevado:  Cruz Blanca, a 2500 metros de altura, custodia la cima de la cordillera.

DSC_1369.reducida

Descendemos nuevamente hasta alcanzar la comunidad. Rodeada de vegetación, entre pinos y eucaliptos, se encuentra Segunda y Cajas.

DSC_1402.reducida

Mujeres y hombres trabajan conjuntamente para preparar la comida que más tarde ofrecerán a los asistentes. Las mujeres pelan papas, cortan verduras y preparan las ollas para el arroz y la sopa.

DSC_1451.Rreducida

Mientras, los hombres, trocean y preparan la carne para incorporarla al guiso.

DSC_1374.reducida

Comienza el evento que cuenta con números musicales, recitales, discursos varios y, sobre todo, mucha alegría. Hombres, mujeres y niños toman sus posiciones para no perder detalle.

DSC_1400.reducida

DSC_1404.reducida

DSC_1441.reducidaEntre tanto, nos colamos en la escuela de la comunidad, llena de pinturas, dibujos, cuadernos, cuentos y enseñanzas. Un lugar estupendo para empezar a crecer.

DSC_1409.reducida

Una vez realizada la entrega oficial del certificado de área protegida, los hombres no dudan en ponerse a jugar a uno de los juegos más típicos de la sierra, el lanzamiento de tejas.

DSC_1485.REDUCIDA

De regreso a Piura, las paradas se hacen obligatorias para observar la belleza del paisaje. El sol empieza a caer, la luz es cálida y los rayos se cuelan entre las nubes ofreciéndonos imágenes espectaculares

DSC_1506.reducida

DSC_1518.reducida

La neblina se hace presente y parece que el cielo se encuentra bajo nuestros pies.

DSC_1495.reducida

Para finalizar el día, entre montañas, nubes y viento, el sol comienza a ocultarse regalándonos escenas como la siguiente.

DSC_1555.reducida

Fotografías: Carmen Pi Cascales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *