(Foto: Resumen Latinoamericano)

Como parte del proceso de cambios, Bolivia avanza hoy hacia un sistema gratuito de Salud con la implementación a partir de 2019 del Seguro Universal que garantizará a la población atención médica a todos los niveles.

El pasado 4 de septiembre, el presidente boliviano, Evo Morales, anunció la adopción de esta iniciativa, que según las autoridades, busca democratizar la salud en el país.

La medida fue anunciada por el jefe de Estado tras sostener una reunión con dirigentes de la Coordinadora Nacional por el Cambio y la Central Obrera Boliviana (COB), en la Casa Grande del Pueblo, sede del Gobierno.

De acuerdo con el mandatario, este seguro universal tendrá un carácter gratuito y será financiado por recursos del Tesoro General de la Nación.

Se hará con dinero fiscal y no con el de los trabajadores. Los recursos de estos últimos están respetados, aseguró Evo Morales.

Este programa arrancará con una inversión inicial de 200 millones de dólares, provenientes de las arcas del Estado. Luego se sumaría el 15,5 por ciento de la coparticipación tributaria, lo que representa aproximadamente 209 millones de dólares.

Los detalles de su puesta en marcha serán discutidos en los encuentros denominados Por la Salud y por la Vida, que comenzarán a celebrarse a mediados de este mes.

Morales señaló que el anuncio no constituye una ‘promesa electoral’, sino que responde a una demanda de la población y al crecimiento económico de Bolivia. Todo depende del crecimiento de la economía del país. Según aparecen recursos se implementan programas sociales por el bien del pueblo, expresó.

Según el ministro boliviano del sector, Rodolfo Rocabado, cada año se prevé implementar más servicios hasta llegar a un sistema universal con todas las prestaciones de forma gratuita, pero deben priorizar inicialmente algunas patologías o enfermedades de mayor incidencia en la sociedad.

De acuerdo con esa cartera, en Bolivia el 39 por ciento de la población tiene un seguro de salud y el 11 por ciento se beneficia con la Ley 475 de Salud Integral para niños menores de cinco años, mujeres gestantes, adultos mayores y personas discapacitadas.

Se espera que con el nuevo sistema universal de Salud los beneficios lleguen al otro 50 por ciento de los bolivianos. Desde inicios de 2018, Morales anticipó que Bolivia contaría con un seguro universal para contrarrestar las debilidades identificadas en el vigente modelo boliviano de salud.

Por ejemplo, los actuales seguros solo atienden principalmente a asalariados, por lo que cubren a un por ciento reducido de la población boliviana.

La implementación del sistema universal responde a la transformación socioeconómica boliviana comenzada hace 12 años, así como al planteamiento constitucional que reconoce a la salud como un derecho humano fundamental.

(Fuente: Prensa Latina)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here