Un incendio forestal arrasa con 15 hectáreas de bosque en Canchaque, afectando área de conservación recientemente creada.

El Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR), a través de la Administración Técnico Forestal y de Fauna Silvestre (ATFFS) Piura, constató los daños que ocasionó el incendio.

Acompañados de los representantes de la Comunidad Campesina de Andanjo, Segundo Jiménez Lalangue y Germán Huamán Calle, los especialistas recorrieron el caserío Cruz Blanca (límite de las comunidades campesinas de Andanjo y Quispampa) para controlar y evaluar los daños forestales.

Según se conoce, el incendio se originó durante la quema de maleza, actividad que fue iniciada por algunos irresponsables pobladores dedicados al pastoreo y que se hace sin ningún tipo de control.

Como se sabe, muchos comuneros tienen por costumbre ‘limpiar’ la maleza de la tierra, con el fin que crezca nuevo y buen pasto.

El siniestro perjudica parte de la recién reconocida Área de Conservación Privada que se estableció a iniciativa de la C.C. de Andanjo, y que busca conservar los bosques secos de colina, neblina y páramo que hay en la zona.

Este espacio protegido permitirá proteger la fuente semillera de las especies de palo santo, hualtaco y cedro en la parte baja y las nacientes de agua y romerillo en la parte alta.

Rafael Velásquez Campos, responsable de la ATFFS Piura, informó que tras las acciones oportunas ante el siniestro, fortalecerán las actividades de capacitación y sensibilización que se desarrollan en la provincia de Huancabamba, con el objetivo de prevenir los incendios forestales.

Este hecho hizo recordar lo ocurrido en septiembre del año pasado, un incendio forestal en el caserío de Agua Blanca del distrito de Canchaque, afectó cerca de 500 hectáreas, en las cuales había plantaciones de pino, cedro y lanche.

Foto: SERFOR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here