En el sector X de Nueva Esperanza y en todo Aledaños Kurt Beer, se registraron la mayor cantidad de viviendas cerradas, las mismas que presentan altos índices de presencia de larvas del zancudo Aedes aegypti.

Veinte de cada 100 casas cierran las puertas a la abatización. Situación que preocupa pues en esas zonas y otras contiguas los índices aédicos son altos, superando en algunos casos los 8 puntos porcentuales cuando lo permitido es menos del 2 por ciento.

Un reciente reporte del Área de Vigilancia y Control de Vectores de la Diresa da cuenta que, pese a las recomendaciones, un buen porcentaje de casas se halla cerrado cuando los inspectores acuden a realizar el control focal (inspección y abatización) a tal grado que en ambos asentamientos se registra un 20.9 % de viviendas cerradas.

Esto quiere decir que de 5 mil 498 casas visitadas se hallaron mil 153 cerradas (20.9%) y 156 renuentes (2.8%), mientras que 38 (0.6%) se encontraron abandonadas. Del total se inspeccionaron 4 mil 151 y se abatizaron mil 353.

En tal sentido, Edwar Pozo, director de Inteligencia Sanitaria, llamó a la población para que esté atenta a los cronogramas y a las labores de perifoneo para conocer el día de inspección y así abrir las puertas de las casas a los inspectores de Salud.

Si hay un grupo de viviendas que no se inspeccionan y menos se abatizan, el riesgo que el zancudo siga criando y contagiando de dengue, zika y chikungunya a las personas sigue siendo alto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here