Autor confeso. César Alva Mendoza se declaró culpable de asesinar y carbonizar a la menor de 11 años que desapareció el último jueves tras asistir a las clases de vacaciones útiles en la comisaría de Canto Rey enSan Juan de Lurigancho .

Fuentes policiales le confirmaron a Perú21 que César Alva también admitió —durante el interrogatorio— que actuó solo, por lo que se descartaría la versión de una supuesta mujer que lo ayudó a trasladar el cuerpo de la menor.

Sobre la presunta violación, César Alva no fue claro. El sospechoso habría intentado irse a la fuga, pero fue detenido en Ica y trasladado a la comisaría de La Tinguiña donde dijo que llegando a Lima “esclarecería las cosas”.

El padre de la menor, Jorge Vellaneda Ambrosio, pidió a las autoridades que se ejecute la pena de muerta al asesino por el homicidio de su hija.

Fuente: Perú21

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here