En respuesta a una denuncia ciudadana, la Contraloría acreditó un equipo de auditores para intervenir la construcción de un canal en el distrito El Arenal, en Paita, que fue otorgada por la comuna distrital al Consorcio Escalante por un monto de S/ 5´537,565 bajo el sistema de contratación de suma alzada.

El contrato se firmó el pasado 10 de noviembre y su plazo de ejecución era de 240 días. La obra busca mejorar el sistema de riego para beneficio de miles de agricultores de la zona del valle del Chira.

Las advertencias están contenidas en el Informe de Acción Simultánea N° 635-2018-CG/GRPI-AS, el cual fue notificado desde el pasado 05 de julio al titular de la municipalidad distrital de El Arenal para que valore los hechos advertidos y disponga las medidas correctivas pertinentes. Sin emabrgo, hasta el momento no hay respuesta.

Riesgos identificados:

  • La ausencia de estructuras necesarias para el drenaje de aguas producto de una activación de quebradas e inadecuado dimensionamiento de los muros de retenciones (los muros no cumplen con la altura requerida) ponen en riesgo la sostenibilidad de la obra y generando la posibilidad de desbordes, y con ello se dificulta la captación del recurso hídrico en las tomas.
  • La Municipalidad de El Arenal tramitó valorizaciones de obra que incluyen sin sustento técnico trabajos no ejecutados, lo que genera el riesgo de otorgar la conformidad de la ejecución total de la obra y del reconocimiento del pago por dichos trabajos.
  • La colocación de material de relleno no cumple con lo establecido en el expediente técnico y genera el riesgo de deterioro inminente de la obra.

  • Se ha reconocido el pago por trabajos ejecutados que contravienen las condiciones del contrato. Es decir, se advirtió que el contratista Consorcio Escalante utilizó arena fina y no materiales granulares de acuerdo a lo requerido. Además, los porcentajes de humedad óptima y los niveles de compactación son inferiores al 100% establecido como nivel mínimo.
  • El contratista no presenta la totalidad del personal ofertado y el ingeniero residente realizó la misma labor en otra obra que se ha ejecutado paralelamente; lo que pone en riesgo el cumplimiento de las condiciones técnicas establecidas en el contrato.
  • El profesional propuesto como jefe de supervisión de obra realiza la misma labor, de manera simultánea en otra obra, advirtiéndose que dicho ingeniero no participa de manera permanente durante la ejecución de la misma; situación que no garantiza el adecuado control de los trabajos ejecutados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here