Távara se fue de vacaciones del 28 de diciembre al 6 de enero.

Regidores de minoría cuestionan la aprobación de las vacaciones solicitadas por el alcalde de Sullana, Carlos Távara Polo, pese a los problemas de insalubridad y dificultad en las obras que atraviesa la provincia.

Los regidores de minoría,  Frank Purizaca, Carlos Cámpos y Sergio Curay, cuestionaron que durante la última sesión de concejo del 2017, los ocho regidores oficialistas votaran a favor del pedido de vacaciones del 28 de diciembre de 2017 al 6 de enero de este año.

El concejal Frank Purizaca Furlong señaló que “el alcalde ha querido lavarse las manos como Pilatos” y ausentarse cuando se va a debatir una serie de proyectos para Sullana. “Si nosotros aprobamos y luego resulta  que no fue conveniente, seguramente él dirá que fue decisión nuestra”, argumentó el regidor

Asimismo, señala que si bien  la Ley Orgánica de Municipalidades les permite a los alcaldes gozar de vacaciones, sin embargo, cuestiona que el pedido sea ahora cuando la provincia atraviesa muchos problemas urgentes como la acumulación de basura y del colapso de los desagües.

Por su parte el regidor Carlos Campos, criticó el nuevo permiso concedido a la autoridad a edil, al tiempo de recordar  que en noviembre de 2017 se ausentó diez días para viajar a Dubai,  a  recibir un premio otorgado a la Caja Sullana, justamente cuando se preparaba la marcha para reclamar la ejecución de la planta de tratamiento de aguas residuales, las obras de reconstrucción, entre otros reclamos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here