Sobre las críticas por la participación de cuestionadas empresas en la reconstrucción, Pablo de La Flor dijo sentirse “atados de manos” al no poder evitar su contratación.

“Ellos cuentan con el beneficio de la duda y no podemos desconocer las leyes, muy a nuestro pesar porque la participación de empresas cuestionadas arroja sombras sobre la idoneidad de estos procesos. Estamos atados de manos y no podemos impedir su participación”, expresó De la Flor.

Por ello destacó la importancia de las veedurías ciudadanas en las obras de reconstrucción. Sostuvo que la presión social va a tener una importante incidencia sobre estos procesos. A ello, sumó la preocupación de muchos congresistas que están interesados en contar con una norma especial que establezca algunas restricciones a empresas investigadas.

Finalmente, Pablo de la Flor calificó como un proceso de aprendizaje los primeros meses de la reconstrucción, tras los serios problemas en los primeros procesos convocados por el Gobierno regional. Resaltó que estos problemas les sirven para evitar que más adelante se repitan situaciones de este tipo. En ese sentido, estimó la expectativa de ir corrigiendo estos problemas.

Aunque no descartó la posibilidad de crear en Piura una Unidad ejecutora exclusiva para las obras de la reconstrucción, de la Flor sostuvo que sigue apostando para que Piura y sus autoridades lideren su reconstrucción.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here