El Estado Peruano está totalmente a favor de la empresa minera Yanacocha de Cajamarca, pues ni siquiera cumple con la medida cautelar a favor de Máxima Acuña.

Así dijo Rocío Silva Santisteban, secretaria ejecutiva de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, respecto al reciente ataque físico que sufriera la defensora ambiental Máxima Acuña por parte de personal de Yanacocha. La secretaria ejecutiva explicó que la medida cautelar establece que el Estado debe proteger la vida y la salud de la persona, en esta caso Máxima Acuña; sin embargo, no estaría cumpliendo con su obligación y esperan que el nuevo gobierno de Pedro Pablo Kucsynski, la nueva ministra de justicia, Marisol Perez Tello, y el nuevo ministro del interior, Carlos Basombrío,la hagan cumplir.

Rocío Silva señaló que, en este caso, la empresa no sólo estaría golpeando físicamente a una persona, sino también moralmente, un acoso y una humillación permanente, un acto de injusticia que ya debe parar. Por eso, considera que el Estado debe ponerle un pare a la empresa Yanacocha por la injusticia que comete contra la familia Acuña Chaupe de Cajamarca.

La secretaria ejecutiva de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, consideró que se trata de una lucha de David contra Goliat, de una compañía transnacional contra una mujer campesina. Una empresa que se ampara en acciones legales avaladas por el Estado injustas e ilegítimas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here