A ocho meses del desborde del río Piura, el Ministerio de Transportes ha iniciado los trabajos para demoler el dique fusible que actúa como acceso al puente Independencia, con el fin de devolverle el cauce natural.

Esto trae a colación aquel 27 de marzo, cuando el río empezaba a desbordarse por la zona norte de Piura y el asesor del Gobierno Regional Carlo Bertini propuso, vía whatsapp, romper este mismo dique para evitar inundaciones en Castilla y Catacaos. Si bien diversos especialistas opinan que el dique debió romperse antes, y no el 27 de marzo, para Bertini “era peor a no hacer nada“.

Bertini: “No tengo un rostro simpático, como el del gobernador, para caerle bien a la gente”. (Foto: Cindy Chanduvi /Cutivalú)

LEER MÁS | Hilbck reconoce que las obras de prevención no evitarán nuevos desbordes e inundaciones. 

  • ¿Cree que el tiempo le da la razón al iniciarse los trabajos de demolición del dique fusible del puente Independencia?

El tiempo está demostrando que lo que yo sugerí (romper el dique) es ahora refrendado por las opiniones de los colegios técnicos, el Minagri y todos en general. Ahora se está realizando esta acción de demolición del dique. Lo lamentable es que no se tomó la decisión en el momento debido, antes del 27 de marzo, porque pudo haberse evitado que Piura, Catacaos y Cura Mori fueran devastados. Esperemos que antes de febrero esta barrera (dique fusible) esté eliminada, permitiendo un mayor caudal y evitar un nuevo desborde.

  • Los especialistas insisten en que el 27 de marzo no era el momento para romper el dique.

Definitivamente no era el mejor momento. El momento correcto era antes.

  • Pero usted pidió romper el dique en la madrugada de ese día.

A las 4 de la mañana (27 de marzo) empezó a desbordarse el río por donde yo vivo, en la Quinta Ana María. A esa hora Castilla no estaba inundado, tampoco Catacaos, mucho menos Pedregal. Recordemos que el último punto de inundación, Catacaos, se registra a las 11 de la mañana, es decir siete horas después. Si en ese tiempo se hubiese tomado una decisión al más alto nivel, de evacuación de las personas, para luego eliminar el dique fusible usando explosivos, hubiésemos tenido tres horas en que el cauce del río hubiese discurrido con el fin de bajar el nivel del agua. No hubiésemos evitado el desborde, pero sí se hubiese mitigado la inundación más grande, en Catacaos. Era una obligación del comité de alto mando tomar una decisión de esa naturaleza.

Esta conversación de whatsapp indignó al Bajo Piura.
  • Entonces defiende la sugerencia de romper el dique ese 27 de marzo

Lo peor fue no haber hecho nada y haber entrado en un estado de inacción. Hubo 7 horas que nos hubiera permitido convocar a un comité y tomar una decisión de emergencia. El tema de reflejos en situaciones de emergencia como esta es muy importante.

  • ¿Faltó capacidad de decisión de los altos mandos?

Faltó la suficiente coherencia en todo ese comité para juntarse y ver como minimizaban esa desgracia que estaba ad portas de suceder.

  • ¿Los ganó el miedo a tomar decisiones?

Uno, les ganó el miedo a lo que pueda pasar. Y dos, creo que se necesitaba un poco más de fuerza, de punche, para liderar una acción de esa naturaleza.

  • ¿Incluso del mismo gobernador regional, quien encabeza el comité de emergencia?

Creo que de todos, [incluso] del ministro de Agricultura, que era parte del comité. Yo a las 4:30 de la mañana recibí la llamada de Alberto Joo, quien en 1998 como presidente del CTAR logró la aprobación del presidente Alberto Fujimori para romper el dique que en ese momento era de arena, evitando así que, con un caudal de más de 4,500 m3/s, el río Piura se desborde por la margen derecha. Eso mismo me dijo Alberto Joo por teléfono, pero yo no podía ni siquiera salir porque mi casa estaba inundada, y solo tenía la forma de comunicarme por whatsapp. Es allí donde escribo lo que todos conocen “por favor rompamos el dique fusible del puente Independencia” y pongo la foto de mi carro.

  • ¿Fue oportuno colocar esa foto? Entendimos que más le importaba su carro.

El carro ya no servía. Lo que quise decir con esa foto es que estábamos inundándonos de norte a sur, con esa foto buscaba decir que esa agua ‘iba a bajar’ a la zona de Castilla, Catacaos y Pedregal, que aún no estaban inundadas.

Bertini envió una foto de su carro para decir que “estábamos inundándonos”.
  • En caso no se avance con la demolición del dique y vuelva a presentarse una situación similar a la del 27 de marzo, ¿volvería a sugerir que se rompa el dique?

No solo lo volvería a sugerir, sino que, con el respeto de la función pública que cumplo, lideraría una acción cívica para demolerlo. No tiene nombre lo que han hecho en el río [reconstruir el dique después de 1998].

  • La población comenzó a verlo a usted con muy malos ojos tras lo sucedido.

Puse mi cargo a disposición del gobernador. Fue frustrante no tener la posibilidad de defensa porque ante la indignación regional por el desborde, ellos [los damnificados] sentían que el Estado no había respondido. Me asociaron con la limpieza del río [2015-2016] que no había sido buena y que estuvo a cargo de una empresa Viviana. Con todo ello construyeron una novela de corrupción, de maldad, de perversión que me hizo ver como el Maquiavelo de Piura. Todo ello me afectó a mí y a mi familia, pero poco a poco el tiempo me da la razón.

  • ¿Se hizo a un lado por la presión social luego del 27 de marzo?

Yo me hice a un lado desde febrero, porque veía que el problema había que atacarlo por otro lado y eso no se hacía. Venía el ministro de Defensa y, en vez de hablar con el gobernador, hablaba con el del Ejército, cuando quien debía tomar el liderazgo en la región era el gobernador. Perdónenme, pero yo no voté por el general ni por el ministro de Defensa, sino por el gobernador. Hay un tema en el que necesitas tener mucho punche, y yo pongo fuerza y golpeo la mesa y no tengo temperamento político; por eso caigo antipático, caigo mal y me empiezan a ‘bombardear’ por todos lados.

  • Pero solo dejó uno de los cuatro cargos que ostentaba.

Claro, el gobernador me aceptó la renuncia a la presidencia del directorio del PECHP (Proyecto Especial Chira-Piura), porque estaba vinculada con el tema del manejo de la cuenca.

  • ¿Qué cargos mantiene?

Un cargo como asesor y dos encargaturas: en la Oficina de Promoción de la Inversión Privada, que tiene que ver con las obras por impuestos; y la otra en la presidencia de la Comisión de Inversión Privada. Tres responsabilidades al fin y al cabo, pero como cargo uno solo.

  • Si esta situación lo perjudicaba a usted y a su familia, ¿qué lo ata al Gobierno Regional?

El afán de poder hacer que la verdad salga a la luz y que se lleven a cabo las cosas que están truncadas en el plan de gestión del gobernador. La principal obra al iniciar la gestión era el plan integral que regule las aguas de los ríos Piura y Chira. Otras obras emblemáticas son las Asociaciones Público- Privadas (APP) para los hospitales de alta complejidad de Piura y Sullana, que deben salir en el siguiente mes. El 99 % de mi vida ha sido en el sector privado. No tengo ningún interés en quedarme en el sector público, pero si se preguntan por qué me quedé acá es porque irme de la forma en la que me empujaban a ir, era irme por la ventana y aceptar que era culpable por mi propuesta y no lo soy.

Hilbck y Bertini son la dupla que administra el Gobierno Regional de Piura.
  • ¿Hasta dónde llegan sus alcances en las decisiones del gobernador regional?

La relación con el gobernador es muy fluida por la forma de pensar. El gobernador es muy hábil en el ámbito empresarial gracias a su carrera como ingeniero industrial y administrador. Mi formación es económica y en la empresa privada. Desde el inicio de la gestión comenzamos a pensar cuál es el modelo para que la región se desarrolle sin seguir pidiendo dinero al Estado para las obras. Nuestra propuesta es que el sector privado participe en el desarrollo de Piura, gane dinero, y la población piurana ganemos recibiendo una obra bien hecha y un buen servicio.

  • ¿Su permanencia en el gobierno regional es a pedido del gobernador?

De hecho. Yo puse mi renuncia y si me quedé es porque él me pidió quedarme, y cuando me diga “Carlo no te necesito”, lo entenderé, así de sencillo.

  • Hay quienes aseguran que en realidad quien gobierna es Carlo Bertini.

Yo colaboro mucho con la gerencia general en organizar los temas presupuestales, de infraestructura y las APP. Pero a mí no me vas a ver involucrado en el tema de educación, trabajo, ni recursos naturales. Ese apoyo en la dirección hace sentir a muchas personas que Carlo Bertini es el que maneja el presupuesto y yo no manejo nada, empezando que no puedo firmar nada, quienes lo hacen son los gerentes.

  • Pero es innegable que el gobernador confía mucho en usted.

Confianza del gobernador y de los gerentes, en que estamos bien en lo que hacemos.

  • ¿Hay decisiones que pasan primero por usted y luego por el gobernador?

De repente sí, porque él no tiene tiempo para ver todo y hay cosas que él me dice que las mire yo.

  • ¿Tomar decisiones no es una forma de gobernar?

No, yo no gobierno. Lo máximo que puedo hacer es llamar a una dirección regional y decirle “mira creo que estás haciendo esto así, que te parece si…”.

  • ¿Y qué dice de quienes plantean la figura de co-gobierno entre Hilbck y usted?

El gobernador definitivamente es él (Reynaldo Hilbck), la figura política es él, es su gobierno. Lo cierto es que ha habido un diseño de modelo de gobierno en el cual he participado activamente. De ahí a que yo me atribuya cogobernar con él, de ninguna manera.

  • Entonces se considera la mano derecha del gobernador…

Es evidente que sí. Me considero mano derecha de él en los aspectos que he mencionado. Pero tenemos discrepancias. En la época de la emergencia no participé porque no estaba de acuerdo con lo que se estaba haciendo.

Bertini suele acompañar al gobernador a sus gestiones en Lima.
  • ¿Tiene aspiraciones políticas?

Creo que tengo muchas habilidades en el tema de dirección, por eso no soy simpático, porque soy muy militar, exijo resultados, yo no tengo un rostro como el del gobernador, muy simpático, como para caerle bien a la gente. Soy consciente de esa debilidad. ¿Qué aspiración política podría tener? Si sigo acá [Gobierno regional] es por los modelos de desarrollo de la región que se ha planteado cumplir el gobernador.

  • ¿Qué viene para Piura en este año que queda de la gestión regional?

Viene Poechos, los cuatro hospitales estratégicos, el quinto puente San Juan Pablo II, carreteras departamentales rehabilitadas, y sobre todo dejar oleado y sacramentado las APP para los hospitales de alta complejidad de Piura y Sullana. Esperamos dejar la primera piedra de estas dos grandes obras.

1 Comentario

  1. que iluminado te quedas porque tienes que defender las APPS que esta forma de robar, te quieres lavar las manos cuando si el dique se abria de esa manera era peor y a esa hora, como ya tienes sembrada la gente en todo el GORE te quedas acosechar.

Responder a jorge Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here