Foto referencial.

El “ganador” de las elecciones regionales y municipales 2018 en Piura fue el ausentismo en las urnas y el voto viciado. Según la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), 209.248 piuranos viciaron su voto (blanco/nulo) y otros 230.823 no acudieron a votar.

En total son 440.071 piuranos que no votaron por ningún candidato al Gobierno Regional. Cabe indicar que a la segunda vuelta electoral pasaron Santiago Paz López (Región Para Todos) y Servando García Correa (Fuerza Regional).

LEER MÁS | Piura: candidatos en segunda vuelta deben presentar equipos técnicos

Según los resultados de la ONPE, al 99,87% de actas procesadas en la región, Paz López y García Correa obtienen 175.654 y 154.313 votos, respectivamente.

Esto los coloca por debajo de los 209.248 votos viciados, entre blancos y nulos, que hasta el momento ha contabilizado la ONPE para la elección de gobernador regional.

Piura dijo NO a diez alcaldes que postulaban en otras jurisdicciones

Respecto a porcentajes, del total de piuranos que emitieron su voto el domingo 7 de octubre (995.130) la cantidad de votos viciados representa el 21 % por encima del candidato del ‘sombrero’, que logró el 17,65 % de votos emitidos, mientras que el candidato del ‘gallo’ alcanzó el 15,51 %.

Sobre el ausentismo en las urnas, la ONPE arroja como resultados que, de 1’225.953 electores hábiles que debieron acudir a las urnas a nivel regional, 230.823 piuranos y piuranas no fueron a votar.

Exceso de candidatos regionales favoreció segunda vuelta, opinan especialistas

Para el sociólogo de la Universidad Nacional de Piura (UNP) Edison Torres Aldave, esta situación es el reflejo de la desconfianza y confusión de los electores frente a la gran cantidad de candidatos que se presentaron.

“Estamos por un contexto de desconfianza y dubitativa para elegir a la autoridad entre los perfiles que se presentan […] estamos con un democracia precaria, donde los movimientos y partidos políticos no reúnen las características de verdaderas organizaciones políticas”, dijo en entrevista con CUTIVALÚ.

LEER MÁS | Hilbck se compromete a apoyar siguiente gestión en el Gobierno Regional

Explicó que a eso se suma la débil institucionalidad que enfrentan los partidos y movimientos políticos en nuestro país donde la democracia, instaurada en el 2000 luego de derrocar el régimen de Alberto Fujimori, aún es precaria.

Torres Aldave considero que este contexto pone sobre el tapete la necesidad de debatir si el voto debería ser voluntario. Sin embargo, dijo que antes de esto se debe trabajar en el fortalecimiento e institucionalidad de las organizaciones políticas y el sentido de ciudadanía en cada uno de los peruanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here