Foto: El Comercio

Una mujer denunció que fue dopada y violada frente a su menor hijo por un empadronador del INEI, en Junín.

Un nuevo caso de abuso sexual se reportó tras el censo nacional. En Junín, una mujer de 25 años denunció haber sido dopada y violada por un empadronador del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

La joven presentó su denuncia ante la comisaría de Pichanaki, provincia de Chanchamayo, y aseguró que el sujeto se identificó como empadronador del INEI. Posteriormente, la oficina provincial de censos confirmó que el acusado pertenece a dicha entidad.

Según el parte policial, Nélida Rojas Condezo recibió, el 26 de octubre, en su vivienda del anexo San Alejandro de Ubiriki, distrito del Perené, a Alexander Romero Vega, quien se identificó como empadronador del censo rural 2017.

La víctima relató a las autoridades que el acusado ingresó a su domicilio sin su permiso para sacar hojas y empezar a rellenar sus datos. Luego, el empadronador le refirió que era médico y que tenía que revisarla para ver si tenía algún malestar. La violación sexual habría ocurrido frente a su menor hijo.

Este caso es el segundo abuso sexual durante el censo nacional. En el primero, una empadronadora fue víctima de violación cuando se disponía a recabar los datos de Marco Antonio Luza Segundo,en Villa El Salvador.

(Fuente: La República)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here