Foto: referencial.

La depredación de concha de abanico continuará en Sechura debido a la falta de logística y personal para hacer cumplir la veda, admitió el ingeniero Jorge Ato Flores, director de Acuicultura de la Dirección Regional de Producción (Direpro).

Luego de que el Instituto del Mar del Perú (Imarpe) concluyera que la isla Lobos de Tierra, donde se cría naturalmente la ‘semilla’ de concha de abanico, debe ser declarada en veda hasta recuperar el desarrollo de esta especie, Jorge Ato consideró muy difícil seguir esta recomendación dada la falta de dinero en el sector, con la cual la depredación continuaría.

Esta depredación fue denunciada recientemente por el Imarpe. “La verdad que el presupuesto es corto para implementar un sistema eficiente de control, falta logística y necesitamos contratar inspectores”, dijo el funcionario en entrevista con Cutivalú. Y agregó que solo tienen tres inspectores, lo cual es insuficiente.

No obstante, recordó que hay una norma vigente de hace 11 años que prohíbe la extracción del recurso concha de abanico en los bancos naturales de Lobos de Tierra. Se trata de la resolución ministerial N° 293-2006-PRODUCE, que restringe tanto la extracción como el transporte del producto.

Según el ingeniero Ato, el Ministerio de la Producción, la Direpro, la capitanía de puerto y otras instituciones como el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) tienen “la intención de formular un plan de manejo de la isla” para cuidar y proteger el recurso concha de abanico, pero sin presupuesto el proyecto se frustra.

“La biomasa existente está en unas 400 toneladas, cuando históricamente se ha tenido volúmenes por encima de las 3 mil toneladas. Es decir, hay individuos, pero detodos los muestreados ninguno sobrepasa la talla mínima comercial, que son 65 mm.”, lamentó Jorge Ato.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here