Familiares y amigos de Carlos Farfán hicieron un plantón en el frontis de la Fiscalía de Sullana. (Foto: Cutivalú)

Los deudos del joven universitario Carlos Farfán Ruiz (18 años) se reafirman en su postura: “a mi sobrino lo han confundido con un delincuente. Los policías lo han matado, lo han sacado del carro para pegarle estando baleado”, cuenta Estrella Páez, mientras mira fijamente el féretro de su sobrino, en Sullana.

LEER MÁS | Un muerto y 5 heridos deja una persecución policial y balacera en Sullana

Como se recuerda, en horas de la madrugada del lunes, los policías de la comisaría de Sullana dispararon a un grupo de seis amigos que iban a bordo de una moderna camioneta. Los jóvenes, al parecer, habrían sido confundidos con una banda de delincuentes que iba a cometer un robo. El saldo de la balacera fue un muerto, cinco heridos y nueve policías en calidad de investigados.

Mientras la familia clama inocencia y justicia para los jóvenes, la Policía de Piura y Sullana continúa al frente de las investigaciones. Se conoció que los peritos han iniciado una serie de diligencias para esclarecer la participación de los amigos y los policías, inmersos en este confuso incidente.

#SULLANA | Amigos y familiares de Carlos Farfán Ruiz (18 años), quien murió en una balacera el último domingo, piden justicia fuera del la Fiscalía.

Posted by Radio Cutivalú on Tuesday, July 10, 2018

Las autoridades han dispuesto la homologación de los casquillos hallados en la escena del crimen, los cuales serán sometidos a los respectivos exámenes para identificar al autor de los disparos.

Como se sabe, la Policía de la comisaría de Sullana sostiene que fueron atacados a balazos por los jóvenes durante la persecución; sin embargo, la camioneta policial no registra ningún impacto de bala.

Los jóvenes amigos han sido sometidos a los exámenes de absorción atómica para comprobar si las balas fueron percutadas por algunos de los ocupantes de la camioneta.

En tanto, es un misterio el revólver marca Smith Weson serie 93540, que fue hallado por los agentes a inmediaciones de la camioneta siniestrada, toda vez que nadie lo reconoce como suyo.

Uno de los jóvenes, Carlos Ismaldo Cunya Páucar (19 años) tenía licencia para portar armas. Precisamente se encontró una pistola de su propiedad al interior de la camioneta el día que sucedieron los hechos.

Más de 200 personas han muerto por conflictos sociales desde el 2000

POLICÍAS INVESTIGADOS. Se conoció, asimismo, que los nueve policías de la comisaría de Sullana, liderados por el teniente Darco Mendoza Rey, desfilaron ante el Departamento de Investigación Criminal en Sullana (Deincri) para rendir su manifestación, como parte de las investigaciones dirigidas por el representante del Ministerio Público, Manuel Anicama.

Por su parte, los jóvenes amigos habrían preferido guardar silencio, ya que en las próximas horas, sus familiares estarían presentando una denuncia contra los nueve policías.

Respecto a las unidades vehiculares, se contabilizaron 19 impactos de bala en la camioneta en la que iban los jóvenes, mientras que el patrullero no presenta ningún orificio de bala.

También se está a la espera de las imágenes captadas por las cámaras de seguridad del grifo ubicado a inmediaciones del óvalo donde sucedieron los hechos, para corroborar la tesis de los policías, quienes sostienen que respondieron con sus armas ante el ataque perpetrado por los jóvenes desde la camioneta.

Separan del cargo al comandante acusado de pedir dinero a subalternos

EVIDENCIAS. Existe, asimismo, un video sobre los minutos posteriores a la balacera. En el material, se observa a Carlos Cunya Paucar herido, esposado y tendido en el piso con la cabeza boca abajo. “Me han metido bala, yo he estado con mi familia, yo tengo mi fierro con licencia y ahí están todas mis balas. Me han baleado en la pierna”, sostiene el conductor de la camioneta.

También se escucha la voz de uno de los jóvenes indicando que “nos han metido bala por las puras, nosotros hemos estado tomando y nos hemos corrido por eso, y nos han metido bala por no hacer caso”, imploraba.

Para los familiares, todo apunta a que la Policia habría confundido la camioneta de los jóvenes y ha disparado 19 veces, donde el joven universitario, Carlos Farfán Ruiz, perdió la vida.

Con lágrimas y la voz entrecortada, la tía de Carlos Farfán lo recuerda como un joven estudioso, quien se aferraba a la vida tras haber sido diagnosticado a su corta de edad con la diabetes . “No merecía morir así”, se lamenta la mujer.

Suboficial denuncia presunto acoso sexual de comandante PNP de Piura

Una bala cegó la vida del universitario, quien se preparaba para iniciar sus clases de administración en una universidad de Sullana. Lamentablemente, estuvo en el momento y en el lugar equivocado cuando surgió el enfrentamiento a muerte con la PNP.

Sus restos vienen siendo velados en su vivienda, sito en la cuadra siete de la calle Santa Ana, en la urbanización Santa Rosa, y el sepelio será hoy a las 3:00 p.m. en el camposanto Jardines de la Resurección.

Ayer, amigos y familiares de la víctima mortal y de los heridos protestaron en el frontis del Ministerio Público, en Sullana, para exigir justicia.

Mujeres y hombres portando pancartas exigían a la fiscalía que la investigación sea fructífera, por estar implicados los policías.

(Fuente: Correo)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here