Fiscalía Anticorrupción abrió investigación preliminar contra miembros de Comisión de Licitación por presunto favorecimiento a empresas que no contaban con experiencia, pero Gobierno Regional de Piura los mantiene.

Después que la Contraloría General de la República detectara que una comisión técnica otorgó irregularmente la adjudicación de obras de reconstrucción a un grupo de empresas por 47,5 millones de soles, el Gobierno Regional de Piura resolvió que sigan en sus cargos y participen en nuevos procesos de licitación.

Según cuatro informes de la Contraloría, Martín Saavedra More, César Montalván Mozo y Luis Millones Alva, integrantes de la comisión técnica, dieron la buena pro a un conjunto de proveedores pasando por alto exigencias de las bases de las licitaciones.

El organismo de control comunicó al presidente del Gobierno Regional de Piura, Reynaldo Hilbck, así como a las autoridades locales del Ministerio Público y de la Procuraduría Anticorrupción sobre el hallazgo de sospechosas actuaciones que ponían en riesgo un serie de obras, especialmente la limpieza del cauce del río Piura para impedir la repetición del desastre del fenómeno de El Niño costero, en el verano de este año.

Sin embargo, Martín Saavedra, César Montalván y Luis Millones, señalados por los reportes de la Contraloría, continuarán ejerciendo funciones, según confirmaron fuentes del Gobierno Regional de Piura.

La jefatura de prensa del gobierno piurano ratificó que los tres funcionarios, gravemente involucrados en un intento de favorecer a un puñado de empresas proveedoras. Efectivamente, se mantienen en sus labores y volverán a participar en la adjudicación de millonarias licitaciones.

“Hemos realizado la consulta al área legal e indicaron que no es posible reconformar el comité especial (de licitaciones), pues la Ley de Contrataciones del Estado no permite el cambio ni la sustitución de los integrantes”, reportó a La República mediante un comunicado escrito.

A pedir de boca

No obstante, cuando la Contraloría dio a conocer las deficiencias de los procesos de licitación en los que intervinieron Saavedra, Montalván y Millones, el gobierno regional anuló la buena pro que favorecía a Constructora y Servicios Rodema, Dell’Acqua del Perú, Quiroz Ayasta, HC & Asociados y Pronte Ingenieros.

Es más, el procurador regional de Piura, Víctor Zapata Valle, formuló denuncia contra Saavedra, Montalván y Millones por el presunto delito de colusión o supuesto favorecimiento de las empresas postoras.

Basándose en los informes de la Contraloría, la Fiscalía Provincial Penal Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios inició diligencias preliminares de investigación por el mencionado delito contra los integrantes de la comisión técnica.

El consejero regional piurano Hermer Alzamora consideró que, por transparencia, los tres funcionarios deberían ser apartados del proceso de licitación en curso. “Pero entiendo que es el mismo presidente regional quien los mantiene en el cargo“, señaló Alzamora.

La Contraloría concluyó que los imputados “otorgaron la buena pro a postores que no cumplieron con acreditar la experiencia de sus consorciados (asociados), afectando la legalidad del proceso y poniendo en riesgo el objeto de la contratación“, la reconstrucción de las zonas afectadas por el desastre ocasionado por el fenómeno El Niño costero.

OSCE: La ley sí contempla el reemplazo

De acuerdo con fuentes del Organismo Supervisor de Contrataciones del Estado (OSCE), las normas vigentes permiten sustituir a los miembros de un comité de licitación en caso afronten investigaciones.

“El reglamento dice que los integrantes suplentes solo actúan ante la ausencia del titular. En dicho caso, la entidad evalúa el motivo de la ausencia del titular a efectos de determinar su responsabilidad”, explicaron.

“El mismo documento indica que los integrantes del comité de selección solo pueden ser removidos por caso fortuito o fuerza mayor, por cese en el servicio, conflicto de intereses u otra situación justificada, mediante documento debidamente motivado”, precisaron.

(Fuente: La República)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here