Gladys Tejeda, quien acaba de ganar, por segunda vez, la maratón de la Ciudad de México trabaja con mucho esfuerzo en el Centro de Alto Rendimiento de Huanayo, donde entrena 5 horas y recorre diariamente una distancia entre 28 a 30 kilómetros con el objetivo de ganar la medalla de oro de los Juegos Panamericanos 2019 y Juegos Olímpicos 2020.

 
La deportista nacida en la provincia de Junín  se mantiene en la senda de los triunfos. En su camino hacía los Juegos Panamericanos Lima 2019 y Juegos Olímpicos 2018 comienza lograr sus mejores tiempos.
 
Ya lo  hizo en la maratón de la Ciudad de México, en donde registró un nuevo récord y dejó atrás a las favoritas exponentes africanas acostumbradas a llegar primeras a la meta.
 
Un tiempo de 36 minutos y 16 segundos bastaron a la atleta nacida en la Provincia de Junín para llegar primera en una competencia complicada por el alto nivel de los contrincantes.
 
Tejeda dejó atrás a la etíope Ashete Bekere (segundo lugar), quien totalizó con un tiempo de 2h38:47, y a la keniana Skola Jepkemoi en la tercera posición con un registro de 2h39:25.
 
La peruana superó su propio tiempo impuesto hace cuatro años cuando también subió a lo más alto del podio. En ese momento, alcanzó un crono de 37 minutos y 34 segundos.
 
“Estoy muy contenta por hacer el nuevo récord. Este triunfo se lo dedico con mucho cariño a todo el Perú”, comentó emocionada la deportista de 31 años tras cubrir los 42 kilómetros 195 metros.
 
Tejeda se llevó un premio económico de 31.200 dólares por el triunfo y un bono de  11.300 dólares por registrar un tiempo por debajo de las 2 horas con 40 minutos.  

Esfuerzo total

Para lograr sus objetivos a mediano y largo plazo, la  atleta entrena por espacio de 5 horas diarias en el Centro de Alto Rendimiento de Huancayo. Hace dos turnos (mañana y tarde) de dos horas y media cada uno. Durante la semana combina días que realiza velocidad, fondo y larga distancia que puede ser  recorrer entre 28 o 30 kilómetros.
 
No todo es color de rosa en el día a día de la atleta nacional. Debe sortear algunas peripecias como la falta de especialistas para atender algunas necesidades en el lugar donde entrena. Cuando sufre una lesión debe viajar de Huancayo a Lima para tratarse, situación que le hace perder tiempo valioso.
 
“Nuestro entrenador Rodolfo Gómez tiene que hacer de todo. No tenemos un médico, un terapista y un psicólogo. También adolecemos de nutricionista. Todo está centralizado en Lima. Eso nos perjudica. No podemos concentrarnos en el plan de trabajo en la altura”, sostuvo la atleta.
 
Gladys pidió que los campos de entrenamiento, previos a los Juegos Panamericanos Lima 2019,  se realicen en ciudades que sean accesibles y tranquilos donde varíen los climas. 
 
Mencionó a la Ciudad de México como una opción valedera debido a que ella se entrenó allí previo a los Juegos Olímpicos de Río 2016 
 
Tejeda no quiere estropear su concentración en Lima 2019 con hablar de su otro anhelo de llegar a Tokio 2020. Quiere ir paso a paso.
 
“Primero tenemos que pensar en los Juegos Panamericanos 2019 porque tengo mi sueño de ganar la medalla de oro. Una vez que concluya nos concentraremos en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.
 
(Fuente: Andina) 
 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here