En el 2017, la región Piura registró 2 mil 959 casos de violencia psicológica, económica, física y sexual. 155 de esos casos fueron violaciones a menores de edad.

Según el reporte estadístico del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Piura, Sullana, Talara y Paita son las provincias que presentan los más altos índices de violencia en toda la región. Solo en la provincia de Piura, se denunciaron 483 casos de violencia, de los cuales 34 fueron por violaciones sexuales.

Milagros Mendoza, del Centro Ideas, indicó que de siete casos estudiados en Piura, solo uno terminó en condena: se trató de una violación a una menor de 14 años en el distrito de Santo Domingo, provincia de Morropón.

Explicó que las víctimas no siempre tienen el apoyo del Estado para continuar con las denuncias a sus agresores. “A las víctimas no se les da una adecuada atención mental luego de sufrir la vejación”, señaló Mendoza.

Uno de los psicólogos del CEM Piura indicó que los agresores son personas que han sufrido o presenciado violencia física o psicológica, de modo que intentan solucionar los problemas con violencia.

Entre las características de los agresores figuran: la superioridad, la búsqueda del acompañamiento de personas con carácter débil, siempre quieren recibir halagos, piensan que a través de la violencia pueden llegar a las personas, son intolerantes y no tienen remordimiento.

En Piura las denuncias de violencia se pueden presentar en el CEM, ubicado en la urbanización Miraflores de Castilla, en el CEM del centro de salud Santa Julia, en el CEM itinerante del albergue San Pablo (km 980 de la vía Chiclayo-Piura), en cualquier juzgado de paz o comisaría, y también llamando gratuitamente a la línea 100.

(Fuente: RPP)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here