Hay que lavar bien los alimentos para evitar diarreas.

En el verano los alimentos se descomponen con facilidad y pueden ocasionar diarreas agudas infecciosas en los niños y niñas, que los puede llevar a la muerte.

Así lo informó a Cutivalú el médico pediatra de la Clínica Carita Feliz, Ricardo Olea Zapata, quien precisó que las diarreas agudas infecciosas son una causa muy frecuente de muerte infantil en el mundo después de las muertes neonatales.

¿Qué es una diarrea aguda infecciosa? Olea Zapata explicó que esta es un enfermedad que se caracteriza por el incremento de las deposiciones y la cantidad de agua en las mismas.

Precisó además que estas diarreas duran menos de 7 días y no más de 14, “cuando la diarrea tiene más de 14 días estamos llamándolas persistentes y que la condiciona una aguda infecciosa y luego se ha complicado con otra patología”.

El pediatra señaló que las causas más frecuentes de las diarreas agudas infecciosas son de origen viral siendo el más común el rotavirus. Le siguen las de origen bacteriano que dependen de cada país y pueden darse por las bacterias campylobacter, E. coli o shigella.

Médico pediatra de la Clínica Carita Feliz, Ricardo Olea Zapata.

Olea Zapata recomendó que la persona que prepará los alimentos debe lavarse correctamente las manos, asimismo, lavar bien las manos de los bebes a la hora de comer.

“Con el lavado de manos se previene el 50% de las diarreas y se evita un millón de muertes en el mundo”, añadió el médico pediatra.

Dijo además que los padres, o los que tienen a cargo el cuidado del niño, deben tener en cuenta que en el calendario de vacunación a los niños se les aplica dos dosis para prevenirlos de las diarreas agudas infecciosas. La primera dosis se aplica a los dos meses de vida y la segunda a los cuatro.

Asimismo, el pediatra recomendó a los padres aprender a reconocer los signos de alarma para llevar al niño al centro de salud en caso de complicaciones en las diarreas. Dijo que estos son: diarreas abundantes, signos de deshidratación, vómitos persistentes más de dos o tres en una hora, ojos hundidos, llanto sin lágrimas y boca muy seca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here