Especialista del Grupo Propuesta Ciudadana, Eduardo Ballón | Foto: La Mula.

Tras conocer los adicionales aprobados a favor de COSAPI en la obra de la Av. Sánchez Cerro de Piura, Eduardo Ballón, especialista del Grupo Propuesta Ciudadana, señaló que, “por lo general, el origen de las adendas es un expediente técnico mal formulado”.

LEER MÁS | Hilbck sobre Av. Sánchez Cerro: “No son adicionales, son mejoras al expediente técnico”

En diálogo con Cutivalú, Ballón señaló que los adicionales o las adendas son prestaciones de carácter excepcional que se incluyen para cumplir con la meta de la obra principal. Sin embargo, hay un uso excesivo de estos recursos en las obras públicas.

“El problema de fondo es que el contratante y la empresa [ejecutora] al final pueden tener intereses convergentes, y mientras no haya un tercero que fiscalice cualquier incremento o adenda en el contrato, y decida si está o no justificada, vamos a seguir en lo mismo”, explicó el especialista.

LEER MÁS | Garcés: “Un adicional es un adicional, no importa cuál sea su naturaleza”

También se refirió a la “relación asimétrica” que suele haber entre el Estado y las empresas constructoras, pues estas tienen una ventaja. “Las empresas están legalmente cubiertas por todos lados, y el Estado está desprovisto de armas que le permitan ejercer su derecho”, consideró.

Esto se debe a que las empresas suelen terminar cobrando indemnizaciones tras la resolución del contrato, o ganando arbitrajes ante una disconformidad. “Esto es parte de la historia de las obras públicas de los últimos 25 o 30 años en este país”, finalizó Ballón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here