Mercados de Piura y Castilla venden sus productos en condiciones antihigiénicas, lo que representa un atentado a la salud de la población. Así lo informó la Dirección Regional de Salud (Diresa) – Piura.

Donde más se evidenció el hacinamiento, suciedad y presencia de insectos y roedores fue en el mercado de Castilla, donde los funcionarios de la dirección de Regulación y Fiscalización Sanitaria de la Diresa, levantaron un acta con las observaciones, otorgando a los comerciantes un plazo de 15 días para su subsanación.

“Hemos hallado una serie de irregularidades en las condiciones de venta no solo de productos de abarrotes sino en el expendio de comidas. Si no levantan las observaciones en el plazo indicado, cerraremos los mercados, en coordinación con las municipalidades”, dijo Miguel Ruiz, director de Regulación y Fiscalización Sanitaria.

El mercado castellano no tiene un adecuado servicio de agua potable, el desagüe está en condiciones deplorables y no hay una adecuada distribución de las diversas áreas de venta.

“Es un mercado donde se vende de todo en cualquier lugar, y esto va en contra de la salud y la seguridad no solo de los mismos comerciantes sino del público usuario”, añadió Ruiz.

El funcionario lamentó que exista una falta de coordinación entre la dirigencia de los comerciantes y las autoridades municipales, “pues es responsabilidad de los gobiernos locales que exista orden, limpieza y seguridad en los centros de abasto”, comentó el funcionario de la Diresa.

Otros mercados inspeccionados fueron los de Piura y Las Capullanas, en el distrito Veintiséis de Octubre, hallándose similares condiciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here