Foto: Difusión
    Foto: Difusión

Un sismo de magnitud 6.1 en la escala de Richter volvió a sacudir este sábado por la mañana el centro y sur de México, país que sigue en vilo tras el terremoto de 7.1 que esta semana dejó 300 víctimas mortales.

Según las autoridades, dos personas han fallecido a causa de un infarto en la Ciudad de México.

El movimiento telúrico se registró a las 7:53 hora local (12.53 GMT) y su epicentro se localizó en el sureño estado de Oaxaca, la misma zona donde el 7 de septiembre pasado un terremoto de 8.2, el más poderoso desde 1932, causara 98 muertos. “Al momento, las mayores afectaciones son el puente de Ixtaltepec [Oaxaca], que deberá reconstruirse, y estructuras con daños previos que colapsaron”, informó el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto.

La alarma sonó casi un minuto antes de que se sintiera el temblor en la capital, lo que permitió a muchos ciudadanos abandonar sus casas y refugiarse en la vía pública. La escena del último martes 19 de setiembre se repetía. Las labores de rescate fueron detenidas y continuaron al término del sismo.

En Ciudad de México se sintió una “percepción ligera y por el momento no reportan afectaciones, continúa el monitoreo”, señaló en Twitter el coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, quien dijo estar en comunicación con los estados de Chiapas y Oaxaca.

“Tenemos zonas muy bien identificadas donde hay edificios con daños, en estos edificios con daños hay que tener mucho cuidado porque ya estaban dañados y pueden colapsar”, dijo Puente en una entrevista con un canal local de televisión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here