Mil 600 nuevos casos de cáncer infantil se presentan en el Perú anualmente.

Mil 600 nuevos casos de cáncer infantil se presentan en el Perú anualmente, según estimaciones realizadas por la Dirección de Prevención del Cáncer del Ministerio de Salud (Minsa).

De este total el 40% corresponden a leucemia, es decir, cuatro de cada diez niños y adolescentes diagnosticados con cáncer en el Perú padece de esta enfermedad.

Un 18% está relacionado a tumores del Sistema Nervioso Central, 14% a linfomas y el restante a neoplasias relacionadas a ojos, riñones, huesos, entre otros.

En ese sentido, el Ministerio de Salud (Minsa), a través de la Dirección de Prevención del Cáncer de la Dirección General de Intervenciones Estratégicas en Salud Pública, brinda los servicios de promoción y prevención del cáncer para población infantil. Además, el Seguro Integral de Salud (SIS) proporcionará acceso gratuito al tratamiento integral y especializado de esta enfermedad a sus afiliados.

A pesar que su detección se da, en la mayoría de los casos, en una etapa avanzada, estas patologías, a diferencia de los diagnosticados en adultos, son curables en un 80%.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada 2 minutos un menor de edad es diagnosticado en el mundo con cáncer, mientras que 300 mil nuevos casos son descubiertos anualmente. Se estima, además, que por cada millón de habitantes se presenten 50 a 100 casos de cáncer infantil.

Desde el 2001, la OMS declaró el 15 de febrero como el Día Internacional de Lucha contra el Cáncer Infantil con la finalidad de mejorar las condiciones de prevención y atención para que los niños que padecen esta enfermedad puedan acceder al mejor tratamiento posible con las mejores condiciones de soporte y cuidado para mejorar su calidad de vida.

10 signos de alerta de cáncer infantil

La prevención y el diagnóstico temprano de las diversas patologías de cáncer infantil son fundamentales para el éxito del tratamiento.

Si su niño presenta los siguientes signos de alerta llévelo, de inmediato, a un establecimiento de salud para descartar una neoplasia maligna:

1) Dolor persistente en huesos, articulaciones y abdomen.

2) Fiebre sin causa aparente y por varios días.

3) Moretones o sangrado de nariz o encías.

4) Crecimiento tumoral o de ganglios en cuello, axilas e ingle.

5) Palidez, fatiga, cansancio y anemia súbita.

6) Pérdida de peso y sudoración abundante.

7) Dolor de cabeza, mareos y vómitos por la mañana y por varios días.

8) Estrabismo (bizco) o luz blanca en uno o ambos ojos.

9) Puntos rojos en la piel y picazón en el cuerpo.

10) Infección que no mejora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here