Pobladores exigen en las calles obra concluya.

Moradores de Tambogrande exigen la culminación de una obra de agua potable que inició hace dos años y está a cargo de la municipalidad.

Se trata de un proyecto financiado por el Ministerio de Vivienda en los caseríos de Guaraguao Alto y Bajo y Malingas, que beneficiaría a más de 500 familias sin acceso al agua. La obra está valorizada en 4,5 millones de soles y empezó en enero del 2016.

Según el dirigente Jaime Gallo Montero, la obra debió culminar ese mismo año, pero a la fecha aún faltan trabajos de instalación de tuberías y energía eléctrica.

Al respecto, Gallo explicó que la energía en la zona es monofásica, es decir, de baja tensión, y no es la adecuada para la operación y mantenimiento de las bombas eléctricas que extraen el agua de los pozos tubulares para abastecer a través de tubos a las familias en los caseríos.

Por ello los moradores acudieron a la Municipalidad de Tambogrande para hacer sentir su voz de protesta. Allí se reunieron con funcionarios y el alcalde distrital, Gabriel Madrid, quien se comprometió a elaborar un proyecto complementario para lograr que el sistema eléctrico permita poner en marcha el proyecto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here