Esta mañana, el Comité Noruego decidió otorgar el premio Nobel de la Paz 2017 a la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN, por sus siglas en inglés), presidida por la sueca Beatrice Fihn.

Berit Reiss–Andersen, representante del Comité Noruego, señaló que el galardón reconoce el gran aporte de la ICAN por “atraer la atención sobre las catastróficas consecuencias de usar cualquier tipo de armamento nuclear y por sus enormes esfuerzos en lograr la adhesión al tratado que prohíbe esta clase de armas”.

La ICAN, creada en el 2007, reúne a más de 100 colectivos sociales de todo el mundo que luchan contra el uso de armas nucleares y por un mundo sin ellas. Su sede se encuentra en Ginebra, Suiza.

Este reconocimiento cobra mayor relevancia en medio de un ambiente internacional bastante convulsionado, debido a los constantes desencuentros entre el presidente norteamericano Donald Trump y el líder norcoreano Kim Jon–un, que podrían derivar en un conflicto nuclear a escala global.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here