Familiares exigen justicia.

La Corte de Justicia de Piura ratificó los 9 meses de prisión preventiva para el asesino confeso del vigilante José Silva Vílchez, quien murió degollado el 11 de enero en una joyería de Catacaos.

Tras la audiencia, el juzgado confirmó la orden dictada para Santos García Espinoza mientras duren las investigaciones. Los familiares llegaron hasta la sede judicial para exigir la máxima pena contra el asesino.

Rafael Silva Vílchez, hermano del fallecido, pidió que se acelere la investigación y se determine la sentencia respectiva. Cabe indicar que Santos García reconoció haber asesinado al vigilante con un arma blanca el 11 de enero, cuando pretendía perpetrar un robo en una joyería de la calle Comercio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here