Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (SUNEDU).

La Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu) detectó que 6 universidades estarían brindado un total de 46 programas de segunda especialidad sin la autorización correspondiente, perjudicando a más de 800 estudiantes de los departamentos de Lima, Ica y Moquegua.

Del total de carreras ilegales encontradas, la entidad informó que 37 corresponden a programas vinculados con Medicina y Ciencias de la Salud con alta demanda comercial como Enfermería, Neonatología, Ecografía, entre otros.

Las universidades investigadas por esta ilegalidad son la Universidad Inca Garcilaso de la Vega, Universidad Peruana Unión, Universidad Autónoma de Ica SAC, Universidad Sergio Bernales S.A.C., Universidad José Carlos Mariátegui y la Universidad Privada de Ica S.A.

También detectó la existencia de 3 instituciones privadas que se denominan “universidades” a pesar de que admiten no prestar el servicio universitario: la “Universidad Jesus is Lord”, la “Universidad Europea del Atlántico” y la “Organización Internacional de Medicina Biológica”. Esta última se promociona como la delegación peruana de la “Universidad de los Pueblos de Europa”.

Ante ello, la Sunedu instó a las tres mencionadas a no utilizar la denominación “universidad” pues no lo son. Asimismo, remitió los casos al Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi) para que evalúe iniciar procedimientos sancionadores contra estas falsas universidades, pues podrían generar confusión en los estudiantes y padres de familia.

Además, Sunedu advirtió que, pese a que la “APC University Pontificia Universidad Católica Americana S.A.C.” tiene un procedimiento administrativo sancionador en curso por ofertar y prestar ilegalmente el servicio universitario en Tacna y Arequipa”, esta institución persiste con su conducta en el local de Arequipa, donde se viene publicitando un próximo examen de admisión para el 27 de enero de 2018.

(Fuente: La República)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here