Foto: Perú 21.

Se incrementa derroche de agua. Una piscina portátil para cuatro personas requiere aproximadamente de 3,300 litros de agua, lo que equivale a dos meses de consumo de una familia sin conexión de agua potable.

La Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (SUNASS) exhorta a la población a usar responsablemente el agua potable en esta temporada de verano, en la que, por el incremento de la temperatura, aumenta su uso y, en muchos casos, se utiliza el recurso en exceso a través de piscinas domésticas portátiles.

“Se sabe que la instalación de dichas piscinas portátiles requiere más de 3,300 litros de agua (66 barriles de 50 litros), lo que equivale a dos meses de consumo de una familia que no cuenta con el servicio de agua potable. Dicha problemática se presenta, sobre todo, en zonas en las que no existen medidores y se cobra un monto fijo por asignación de consumo, lo cual es aprovechado para malgastar el agua”, sostuvo el coordinador del ente regulador en Piura, Luis Enrique Albán Contreras.

En ese sentido, el ente regulador del agua potable lanzó hoy, a nivel nacional, su campaña denominada “Yo cuido el agua” con el fin de prevenir el derroche de agua que sucede en la temporada de verano. Además, porque, de acuerdo a las condiciones climáticas actuales, se esperan lluvias por debajo de lo normal, lo que nos obliga a ser mucho más responsables con el uso del agua potable; especialmente en aquellos sectores de Piura, Sullana y Talara con restricción del servicio y cortes de agua.

Por ello, la SUNASS hace un llamado a las municipalidades y ciudadanía para que se sumen a la mencionada campaña, promoviendo el uso responsable del agua potable.

Sabías que:

  • Se puede mantener el agua limpia de la piscina y evitar el cambio, utilizando cloro en pastillas y alguicidas, evitando con ello el llenado diario.
  • Según la Encuesta Nacional de Programas Estratégicos del INEI, en el Perú más de 8 millones de peruanos no tienen servicio de agua en sus domicilios. En Piura, superan los 484,284 mil en el ámbito urbano y rural.

La función de la SUNASS, el regulador del agua potable, es normar, regular, supervisar y fiscalizar a las empresas de saneamiento a nivel nacional, resolviendo los reclamos en segunda instancia administrativa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here