La Policía Nacional determinó que los integrantes de la organización criminal «Los amigos de Pablais» se encargaban de conseguir armas de fuego y municiones para amenazar, retener y coaccionar a las menores víctimas de trata de personas, quienes eran prostituidas.

“Sus integrantes se proveían de armas de fuego y municiones para coaccionar, amenazar e intimidar a sus víctimas quienes se encontraban retenidas en el interior de un inmueble cuya fachada era el bar restaurante “Restobar Pabalis”, informó el coronel Francisco Naquira, a cargo de la operación policial.

El local está ubicado en la I etapa del conjunto habitacional Micaela Bastidas Mz, en el distrito Veintiséis de Octubre. Este es propiedad del cabecilla de la red, Juan Pablo Huancas Calle, quien planificaba, dirigía y controlaba las acciones a fin de a fin de asegurar la continuidad de la prostitución de las menores.

Desarticulan redes criminales que captaban a escolares en Piura para prostituirlas

En esta banda hay dos presuntos reclutadores, conocidos con el alias de colombiano y La Mami, quienes están en proceso de identificación para su correspondiente captura.

Mientras que la cartera de clientes eran Dean Martín Nizama Duque y Luis Alberto Palacios Vílchez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here