Asesinan a chofer de combi en La Legua y a conocido empresario de lubricantes en Sullana

1859

El chofer de combi fue asesinado cuando se dirigía de Catacaos a Piura esta mañana. Se trata de Rolando Zegarra Zúñiga quien recibió una bala a la altura del cuello, cuando conducía el vehículo de placa de rodaje AZK – 878.

El hecho ocurrió aproximadamente a las 5:00 am. a la altura del puente Grau, en la carretera Catacaos – Piura.

Rubén Seminario More (25), cobrador del vehículo, narró que dos motocicletas con cuatro personas a bordo empezaron a perseguir a la combi a la altura del caserío Simbilá, en Catacaos. Los sujetos dispararon contra el conductor de la combi.

La Policía llegó a la zona para las investigaciones correspondientes.

Asesinan a conocido empresario de lubricantes

En Sullana, unos delincuentes matan de un balazo a Carlos Salgado Burneo, conocido empresario de lubricantes.

Un presunto sicario acabó con la vida de «Calolo», como era conocido por sus amigos y familiares, quien fue interceptado por unos sujetos frente a su vivienda, disparándole directamente a la cabeza. El empresario fue llevado al Hospital de Sullana donde llegó cadáver.

Al lugar llegó la Policía y el representante del Ministerio Público, para las investigaciones respectivas que determinen las reales causas que ocasionaron la muerte de Salgado Burneo.

Según testigos del hecho, cuando «Calolo» ingresó a su cochera para sacar su vehículo, dos sujetos desconocidos en una motocicleta llegaron al lugar y uno de ellos le disparó, para luego darse a la fuga.

¿Quién era “Calolo”?

«Calolo» era un empresario vinculado a los lubricantes, su domicilio era en la calle Bolognesi cuadra 3 en una zona céntrica de la ciudad y su local comercial en la avenida Buenos Aires, lugar de sus operaciones. Respecto al lugar del crimen, si bien es cierto, por la zona donde vive es bastante tranquila, la vía solo es de una cuadra y en la esquina se ubica todo el comercio ambulatorio.

El occiso era bastante conocido como empresario y además al haber estudiado en el colegio de los hermanos maristas, en cuyas celebraciones de cada 30 de agosto, participaba con mucha efusividad.

Sus padres y demás familiares, al conocer de este lamentable suceso, que conmueve una vez más a la ciudad de Sullana, expresaron el dolor que significa perder a un hijo. Hace dos años «Calolo» perdió a uno de sus hermanos y hoy su muerte entristece mucho más a sus familiares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here