(Foto: corresponsal Gerardo Chamba / Cutivalú)

Adultos mayores de lejanos caseríos de Ayabaca, en la región Piura, deben hacer cola en la oficina del Banco de la Nación hasta por dos días para poder cobrar el bono que les deposita el Estado por ser beneficiarios del programa Pensión 65.

Los afectados explicaron a Radio CUTIVALÚ que deben viajar un día por la mañana para cobrar, pero al ser alta la demanda de usuarios y poca la cantidad de personas que atienden, algunos se quedan sin ser atendidos, lo cual les obliga a quedarse hasta el siguiente día.

LEER MÁS | Así fue la visita de Vizcarra a la sierra de Piura, una de las más pobres del país

Para ello, desde las primeras horas de la madrugada toman lugar en el exterior del banco, exponiéndose al frío y otros peligros, a pesar de su avanzada edad. Por ejemplo, este viernes 21 de diciembre, CUTIVALÚ comprobó que usuarios de los caseríos de Calvas de Flores, Pilancon, Tacalpo, Huamba, entre otros, no pudieron cobrar el día anterior.

“Yo vengo de Calvas de Flores y estoy desde las 12:00 de la noche aquí”, dijo Yuscay Castillo, beneficiaria de Pensión 65.

(Foto: corresponsal Gerardo Chamba / Cutivalú)

“Estoy haciendo cola desde 2:00 de la madrugada para poder cobrar el bono que nos corresponde. Yo he venido desde mi pueblo desde ayer, pero como la cola estuvo muy larga, ya no pudimos cobrar”, añadió otro beneficiario.

Los beneficios recién regresaron a sus pueblos tras ser atendidos en el Banco de la Nación. Otro problema al que se exponen es a no encontrar movilidad pues en ocasiones solo un vehículo por día va en un horario fijo hasta su sector.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here