A dos años del desborde del Río Piura, la realidad en los campamentos instalados en la Panamericana Norte no ha cambiado, y la reconstrucción sigue siendo una deuda del gobierno.

Así lo dio a conocer el congresista Hernando Cevallos Flores, quien constató la situación in situ de los pobladores del  Ciudad de Dios, así como del albergue San Pablo, quienes expresaron la urgente necesidad de vivienda y servicios básicos.

Durante la reunión con el parlamentario, el presidente del albergue San Pablo, Cristóbal Timaná, refirió que aún no cuentan con vías de acceso habilitadas, pese al pedido  ante el gobierno regional, quienes señalan que existe maquinaria pero no combustible para los trabajos.

Al respecto el parlamentario se comprometió en gestionar en conjunto con los dirigentes, la cantidad de combustible necesario ante el gobierno regional o local, para que inicien con los trabajos de habilitación.

En otro momento, el parlamentario visitó el centro poblado Ciudad de Dios, donde los moradores mostraron su rechazo al convenio firmado entre el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento y Municipalidad de Cura Mori con la empresa Keheda Sac.

Ya que según denunció el morador, Sebastián Ramos, este convenio le otorga todas las facultades del terreno a la empresa. Por lo que no pueden realizar gestiones de construcción de colegios ni proyectos de saneamiento.

Reconstrucción: técnicos asesorarán a funcionarios municipales para elaboración de expedientes

“Se olvidaron que estos terrenos son propiedad de la Comunidad Campesina de San Juan Baustista de Catacaos, quienes han puesto una demanda de reivindicación de terrenos”, dijo el morador.

Frente a ello, Cevallos Flores, lamentó la inseguridad jurídica de los terrenos que ocupan estas familias así como la ausencia de módulos de viviendas y carencia de servicios de educación, lo cual se encuentra lejos de la anunciada reconstrucción con cambios.

«Vemos que no hay un proceso de reconstrucción realmente estructurado para que las familias tengan las condiciones  que toda persona merece. Hay una dejadez por parte del gobierno nacional y autoridades regionales porque ya deberían vivir de una manera digna. Ellos no están exigiendo un favor sino que es su derecho. Por eso respaldaremos su pedido», sostuvo el congresista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here