CIPCA: «No hay nada más político y revolucionario que fortalecer las capacidades de las personas»

Señaló la directora del CIPCA, Rosa Pietro Mendoza, en entrevista por los 47 años de creación de esta obra jesuita.

204
Rosa Prieto (directora de CIPCA), Pierre Corset (subdirector) en la instalación de un sistema de riego para beneficiar a productores bananeros del valle del Chira.

El 05 de diciembre de 1972, fue creado el Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (CIPCA), una obra Jesuita, con el compromiso de trabajo por los hombres y mujeres rurales, además del fortalecimiento institucional y ciudadano en la región Piura.

En conmemoración al aniversario del CIPCA, conversamos con su actual directora, Rosa Prieto Mendoza.

  • ¿Cómo nace CIPCA?

Rosa Prieto (RP): Como se recordará en el año 69, el país vivía un proceso profundo de reformas, entre ellas, la más importante fue la reforma agraria, que, si bien es muy polémica, contribuyó a disminuir desigualdades. En ese contexto político nacional, durante el gobierno del general Juan Velasco Alvarado, nace el CIPCA, en el año 72, para contribuir a fortalecer capacidades del campesinado pues las tierras dejaban de estar en manos de los hacendados y pasaban a manos de los campesinos formados en cooperativas, además, del componente de alfabetización para hombres y mujeres.

Somos pioneros en el trabajo con las mujeres para tratar de disminuir las desigualdades de género. Desde entonces, a pesar de los cambios en el contexto nacional, nunca hemos perdido nuestra apuesta por la disminución de las exclusiones en nuestra región.

  • ¿Cómo empezó a trabajar en CIPCA?

RP: Ya tengo muchos trabajando en CIPCA, inicié en el nivel más bajo en lo profesional, es decir como asistente, luego asesora de un proyecto, coordinadora, directora de un área, y desde hace algunos años tengo el gusto de ser la directora. Es un trabajo duro, estresante pero muy gratificante porque ayuda a cambiar la vida de muchas personas. Reconozco también el trabajo de mis compañeros y compañeras que siempre entregan más de lo que se pide, con mucho cariño y eficiencia.

  • ¿Qué anécdota recuerda del trabajo de CIPCA a lo largo de estos años?

RP: Una de las cosas que me marcó mucho y me hizo comprender la apuesta de CIPCA, fue durante mi trabajo inicial como promotora de campo. Era la primera vez que participaba en una reunión de la Organización de mujeres del Bajo Piura y encontré que tenían un problema de liderazgo y querían dividirse.

Entonces se me ocurre contarles una historia de dos burritos poniéndose de acuerdo para no pelear y una de las señoras me dice: “Esta señorita nos quiere decir que somos unas burritas”. Yo me quedé totalmente asustada. Mi jefe inmediato que también estaba allí tuvo que explicarles lo que trataba de decirles, pero me enseñó algo que hasta ahora lo tengo presente, que es importante conocer el contexto y la idiosincrasia del poblador rural para dialogar con ellos y poder conectar con sus necesidades. Así garantizamos un aprendizaje mutuo.

  • ¿Cuáles son las estrategias de intervención del Cipca?

RP: Nosotros nunca vamos a imponer nada, nuestros proyectos son una ayuda de lo que se puede hacer ante determinada problemática local. Los proyectos de Cipca recogen las necesidades de la población con la que se quiere trabajar, eso nos ha permitido tener un reconocimiento del espacio rural, ser amigos de las organizaciones. Siempre tenemos un trato horizontal con todos los que trabajamos.

FELIZ 47 ANIVERSARIO Centro de Investigación y Promoción del Campesinado – Cipca; En nuestro 47 años de vida…

Gepostet von Centro de Investigación y Promoción del Campesinado – Cipca am Donnerstag, 5. Dezember 2019

  • ¿Qué viene para CIPCA en este nuevo año 2020?

RP: Primero tengo un agradecimiento grande por todo lo que CIPCA viene dando desde hace 47 años. Un agradecimiento a la Compañía de Jesús y a las obras hermanas, como Cutivalú, colegio San Ignacio de Loyola, Canat, que nos motivan y nos dan fortaleza para seguir con todo lo que aún hay por hacer.

He pensado que nos espera un futuro muy esperanzador, lleno de retos y cosas nuevas, reafirmando nuestro compromiso con el sector rural, pero buscando innovar. Vienen nuevos proyectos, tenemos una alianza importante con la UNESCO para fortalecer la educación secundaria rural. También hemos pensado en seguir aportando a la primera infancia y contribuir en la disminución de la anemia y desnutrición crónica infantil.

Por otro lado, seguiremos sumando esfuerzos para la mejora de los servicios de agua y a ellos sumaremos nuestra gestión ambiental.

El trabajo realizado por CIPCA es vital para disminuir la brecha de desigualdad entre hombre y mujeres. Su equipo humano comprometido y el fuerte lazo que nos une al resto de obras jesuitas nos asegura que seguirán apoyando no solo al sector rural, sino también a todo aquel que lo necesite.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here