«Club de la Construcción» financió en secreto a Keiko Fujimori

Foto: El comercio

En la tarde de ayer, martes 10 de diciembre, el hoy testigo de cargo Jorge Yoshiyama Sasaki hizo impactantes revelaciones.

Ante la fiscal Elvia del Carmen Caro, adjunta al despacho del fiscal José Domingo Pérez, del Equipo Especial Lava Jato, Yoshiyama relató cómo varios empresarios del Club de la Construcción efectuaron aportes secretos, en efectivo, para la campaña de Keiko Fujimori el 2016.

Uno de esos empresarios donantes, Jorge Peñaranda Castañeda, de la empresa supervisora Alpha Consult, es actualmente investigado por haber recibido sobornos de Odebrecht, según la confesión de colaboradores de esa compañía, en particular la que dio hace pocos días Eleuberto Martorelli, en Curitiba. En esa confesión, Martorelli indicó que Peñaranda no solo recibió sobornos sino ayudó a ‘generar recursos’ para la clandestina Caja 2 de Odebrecht.

En su testimonio de ayer, Yoshiyama relató que hacia fines de 2015 o a inicios de 2016, cuando visitó a Keiko Fujimori en su oficina esta le pidió convocar a empresarios de la construcción a fin de que donen diez mil dólares cada uno para su campaña presidencial.

Keiko Fujimori sabía que Jorge Yoshiyama era amigo del constructor Federico Aramayo Málaga, hijo de Federico Aramayo Pinazo.

En 2011, Aramayo Pinazo, dueño de la compañía Aramsa Contratistas Generales, reunió a un grupo de empresarios constructores en su casa, para conseguir aportes importantes a la campaña presidencial de Keiko Fujimori ese año.

Aramayo Pinazo murió en 2013, según Yoshiyama, y su hijo, Federico Aramayo Málaga, tomó el control de Aramsa. Por eso, cinco años después, Keiko Fujimori pidió a Jorge Yoshiyama que pidiera al hijo lo que hizo antes el padre.

“Keiko Fujimori Higuchi me pide si puedo reunir a empresarios del rubro de la construcción para que puedan hacer una donación nuevamente” dijo Yoshiyama a la fiscal Caro; por eso  “yo me contacto con el señor Federico Aramayo Málaga y le pregunto si él puede reunir a algunos constructores de su rubro a lo que me responde que va a ver”. 

No tuvieron que esperar mucho: “A las dos semanas”, prosigue Yoshiyama, “Federico Aramayo Málaga me indica que ha podido contactar con cuatro personas que sí están interesadas en conocer a Keiko Fujimori Higuchi y aportar a su campaña. Las cuatro personas fueron Ernesto Tejeda de la empresa Obrainsa, el señor Manrique cuyo nombre no recuerdo de la empresa Superconcreto, Fernando Castillo de la empresa ICCGSA, y el señor Peñaranda de la empresa Alpha Consult. Se hace una reunión en el domicilio de Federico Aramayo Málaga a la cual asiste Keiko Fujimori Higuchi; y les explica su plan de gobierno y sus objetivos políticos durante un almuerzo, luego ella se retira y yo me quedo un rato con los señores constructores”, contó Yoshiyama.

Jorge Peñaranda llevó en efectivo los diez mil dólares al almuerzo en casa de Aramayo, en la calle El Lindero en La Molina, “y me los entrega directamente”. 

Días después, relató Yoshiyama, “coordino con Fernando Castillo para ir a recoger el mismo monto una noche a su domicilio en Casuarinas, luego esa misma semana voy a las oficinas de Ernesto Tejeda en San Isidro y ahí me entrega un sobre de diez mil dólares, finalmente también voy a las oficinas de Superconcreto que estaban en Manuel Holguín, detrás del Centro Comercial Jockey Plaza y recojo diez mil dólares del señor Manrique. Todos estos dineros se los entrego a la señora Keiko Fujimori en su oficina de la calle Bucaré”.

El monto total recaudado por Jorge Yoshiyama fue de 40 mil dólares.

¿Cómo le entregó Yoshiyama el dinero a Keiko Fujimori?, preguntó la fiscal Caro a Yoshiyama.

“Cuando me entregaban el dinero”, respondió Yoshiyama, “yo le comunicaba que quería ir a verla, a lo que ella usualmente me respondía “ven mañana” o “ven pasado”, o tal día, y yo iba en la fecha y hora acordada para entregarle los sobres, los cuales le entregué en cuatro oportunidades, no recuerdo muy bien dónde, pero los lugares en los que le entregaba era o en su departamento en Surco o en su oficina de Bucaré”.

Además hubo otros aportes.  Jorge Yoshiyama precisó que otros empresarios hicieron pagos mensuales para la campaña presidencial de Keiko Fujimori de 2016. El monto aproximado de esos aportes fue 400 mil soles.

“Hacia finales del año 2012” dijo Yoshiyama, “Keiko Fujimori me pide personalmente si puedo juntar un grupo de amigos empresarios que estarían interesados en apoyar su candidatura y que la modalidad sería una reunión cada dos o tres meses con todas estas personas en algún sitio privado, en una casa, y que la donación sería de mil soles mensuales, y le digo a Keiko Fujimori ‘voy a buscar a amigos interesados y te aviso’. Calculo que para después del verano de 2013 logré juntar un grupo de aproximadamente de ocho a diez personas que sí estaban interesadas en apoyar y conversar con ella una vez cada dos o tres meses, algunos de este grupo eran amigos míos y algunos otros eran amigos de amigos que yo recién los conocí en ese momento”, dijo Yoshiyama.

Yoshiyama relató que las reuniones se hacían en la casa de alguno de los integrantes del grupo, a las que asistía Keiko Fujimori, a veces con Mark Vito. “Allí ella contaba sobre su campaña, sus planes de gobierno, lo que estaba haciendo en el interior del país, y los integrantes del grupo le hacían preguntas y le hacían algunos consejos sobre la problemática del país”, dijo Yoshiyama.

Algunos de los miembros de ese grupo de apoyo fueron, de acuerdo con Yoshiyama, Federico Aramayo Málaga, de Aramsa Contratistas Generales; Julián Siucho, de San Martín Contratistas Generales; Carlos Urrea, de Explomin de Perú; el excongresista Miguel Castro Grandez; Bernardo Álvarez Calderón, José Sam, José Antonio Osterling y Fernando Espa.

Entre 2013 y fines de 2015, los empresarios le entregaron mil soles mensuales, en efectivo, a Jorge Yoshiyama, quien se los dio directamente a Keiko Fujimori. Para el año 2015, dijo Yoshiyama, Keiko Fujimori “pidió que el monto a donar se subiera a mil dólares, como me parece que fueron los últimos seis meses del año”.

Yoshiyama indicó que la mecánica de entrega del dinero a Fujimori fue siempre la misma. “Cuando recolectaba el dinero, a veces me entregan de un mes, de dos meses o de tres meses juntos, entonces la llamaba y le decía cuando nos podíamos juntar para entregarle el encargo, y ella me citaba a su domicilio o a su oficina, y ahí le hacía entrega directamente o a veces se lo entregaba a Adriana Tarazona”.

“Desde 2013, habremos empezado el segundo trimestre de 2013, hasta el 2015, calculo aproximadamente que el monto fue de 400 mil soles”, puntualizó Yoshiyama.

(Fuente: IDL Reporteros)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here