Contraloría: Diresa compró 20 mil pruebas que en 4 meses ya no servirán

175

La Dirección Regional de Salud (Diresa) de Piura adquirió un lote de 20.000 pruebas rápidas por 900,000 soles, las cuales solo tenían una vigencia de cuatro meses, a pesar que la norma técnica oficial del Ministerio de Salud indica que lo mínimo debería ser 12 meses.

COMPRA. Este fue el hallazgo de la Contraloría General de la República que se ha registrado en el informe de hito de control N° 5122-2020. Además, se advierte que no hay pruebas para corroborar que los insumos llegaron en los plazos establecidos.

La historia empieza el 9 de mayo pasado, cuando la Dirección de Laboratorio de Salud Pública de la Diresa emitió el pedido de compra N° 01666 para adquirir las pruebas rápidas COVID-19 IgG/IgM por un valor referencial de 1 millón de soles.

Publicidad

En esta solicitud de cotizaciones se adjuntó la ficha técnica para prueba rápida del Instituto Nacional de Salud (INS), en la cual se establece que la vigencia del insumo debe ser igual o mayor a los 12 meses.

LEER MÁS >> Congresistas piden el cambio del jefe policial de Piura, Eswin Manay

Un requisito de vital importancia para planificar la estrategia de lucha contra la enfermedad que se podría extender ante posibles rebrotes.

Tras analizar las cotizaciones, la unidad funcional de Logística apuesta por la contratación directa de la empresa DELTALAB Perú E.I.R.L que ofreció el precio más bajo (900.000 soles) y sobre todo entregar el producto en solo cinco días calendario.

Los otros cinco postores ofrecieron un precio mayor y entre 15 a 30 días como plazo de entrega de los insumos. De esta forma, el pasado 12 de mayo, Logística notifica al proveedor la orden de compra.

En este punto, la Contraloría advierte que desde el inicio los documentos del proveedor ganador no detallaban el plazo final de vencimiento, a pesar de que las bases exigían un mínimo de 12 meses de vigencia.

PUEDES VER >> Piura: PNP fortalecerá investigación e inteligencia policial y 3,500 efectivos patrullarán las calles  

Todo se descubriría entre el 27 y 28 de mayo, cuando una comitiva de la Contraloría visitó el almacén de la Diresa y tomó nota que las pruebas rápidas tenían una fecha de vencimiento de 23 de setiembre del 2020.

Pese al incumplimiento de la norma técnica del INS, los funcionarios a cargo dieron la conformidad, de acuerdo a los documentos que recabaron los auditores.

“La unidad funcional de Logística a través de un informe técnico indicó que la cotización del proveedor sí se ajustaba a las especificaciones técnicas solicitadas, sin embargo, se advierte que el proveedor entregó a la entidad pruebas rápidas con fecha de vencimiento menor a lo solicitado, con lo cual no se estaría cumpliendo con todas las especificaciones técnicas establecidas”, refiere el informe de Contraloría.

Otra grave deficiencia es que no hay constancia de que el proveedor cumplió con entregar el lote de insumos médicos en el plazo de cinco días, tal como ofreció. Es preciso detallar que este fue el requisito clave para que DELTALAB Perú se impusiera frente a las otras empresas. Correo intentó comunicarse con el director de la Diresa, Víctor Távara, pero no respondió las llamadas, para que pueda dar su versión sobre este informe de Contraloría.

Fuente: Correo

Vizcarra está en Piura para poner en marcha hospitales temporales en La Videnita y Sullana

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here