(Foto: AFP)

Dos exdirectivos de Ford fueron condenados este martes a 12 y 10 años de prisión respectivamente por ser partícipes necesarios en la privación ilegal de la libertad y tormentos a obreros de la fábrica durante la dictadura argentina (1976-1983).

Se trata del primer juicio en Argentina contra exdirectivos de una multinacional por delitos vinculados con la dictadura, calificados como de lesa humanidad, por lo tanto imprescriptibles.

Al cabo de un año de proceso oral, el Tribunal Oral en lo Criminal de San Martín, condenó a 12 años de cárcel al exjefe de seguridad de Ford, Héctor Sibilla y a 10 años a Pedro Müller, exgerente de manufactura de la automotriz.

Ambos fueron sentenciados por ser «partícipes necesarios en la privación ilegal de la libertad agravada por uso de violencia y amenaza, tormentos agravados por ser las víctimas perseguidos políticos».

En el caso de Sibilla, además presenció una sesión de torturas.

Ambos cumplen por ahora prisión domiciliaria, pero cuando quede firme la condena tras las apelaciones, deberán cumplirla en cárcel del servicio penitenciario federal, aclaró el fallo que fue recibido con aplausos y llantos de sobrevivientes y familiares.

En la misma sentencia, fue condenado a 15 años de prisión el exgeneral Santiago Riveros, quien dirigió el centro de detención clandestino Campo de Mayo, al norte de Buenos Aires y cerca de la sede de la fábrica.

El militar que cumple prisión por otras condenas por violaciones a los derechos humanos en la dictadura fue considerado coautor de allanamiento ilegal de vivienda y de privación ilegal de la libertad.

(Fuente: Andina)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here