Proyecto de Modernización de la Refinería de Talara. (Foto: Petroperú)

La Contraloría identificó dos situaciones adversas que podrían afectar el Proyecto de Modernización de la Refinería de Talara (PMRT), a cargo de la empresa Petroperú, que tiene como objetivo incrementar su producción diaria de petróleo 65 mil a 95 mil barriles y procesar petróleos crudos pesados, entre otros.

Según el informe de control concurrente N° 1250-2018, hay paralización en la construcción de cuatro unidades de proceso a cargo de la contratista Técnicas Reunidas, que retrasa la etapa de pruebas hidrostáticas, soplado de tuberías, reinstalación de tuberías, entre otras actividades, y genera el riesgo de que haya ampliaciones de plazo y sobrecostos.

LEER MÁS | Petroperú obtiene préstamo de US$ 1.300 mlls para financiar modernización de refinería

Dichas unidades se encargarán de mejorar la calidad del combustible que se procesará en la refinería modernizada, así como de reducir el contenido de azufre para alinearse con los estándares internacionales.

Además, hay retraso en la entrega de áreas y construcción de las unidades auxiliares a cargo de la contratista Cobra-SCL, que genera el riesgo de ampliaciones de plazo y sobrecostos, al no estar listas a tiempo para brindar las facilidades, servicios e insumos (vapor, aire, agua, nitrógeno y electricidad) a las unidades de proceso.

Nueva Refinería de Talara empezaría a operar recién en el 2021

En el informe de control concurrente se advierte además que Petroperú y la contratista TR mantienen discrepancias presentadas durante la ejecución de las unidades de proceso, lo cual ocasiona retrasos, y afecta el avance y culminación oportuna del PMRT.

El proyecto de modernización contempla producir una amplia gama de productos y cubrir los requisitos mínimos en el país en cuanto al contenido de azufre en el producto, de acuerdo a los requisitos ambientales actuales, mejorando la competitividad y las utilidades de Petroperú.

LEER MÁS | Empresa SSK resuelve contrato por falta de pago en la Refinería de Talara

De igual forma, contempla inversiones en la modernización de las unidades de proceso (distribuidas en secciones 1 y 2), la construcción de unidades auxiliares y trabajos complementarios (que suministrarán servicios para el pleno funcionamiento de la refinería) e inversiones complementarias (Servicio de Transmisión Eléctrica) al proyecto integral, que constituyen los componentes principales para su operación continua y confiable.

Los detalles de los riesgos identificados ya fueron comunicado a Petroperú para que adopte las medidas correctivas. El periodo de evaluación del control concurrente se realizó del 22 al 29 de octubre del 2018.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here