Continúan los asesinatos de líderes sociales en Colombia

El docente Orlando Gómez fue asesinado en el departamento del Cauca, al suroeste del país cafetero.

Foto: La Vibrante

Orlando Gómez, el docente oriundo de Caldas que murió en el Cauca tras recibir amenazas por su labor, es el cuarto educador asesinado en esta región del país en lo que va de 2019.

El crimen del docente Orlando Gómez, de 48 años de edad, es el cuarto asesinato de profesores este año en el Cauca, según denunció la Asociación de Institutores y Trabajadores de la Educación del Cauca, Asoinca.

Publicidad

“Alertamos a la comunidad, así como a las autoridades sobre los riesgos que enfrentamos los profesores en esta zona del país, con el caso del amigo Orlando Gómez se demuestra que cada vez más los ataques son directos y abiertos, que nos están matando sin piedad, entonces uno se pregunta si hay las garantías para ejercer la tarea de educar así como el derecho a la a movilización”, denuncia Fernando Vargas, uno de los representantes de Asoinca.

Los hechos

Y es que este último caso fue cruel, desde cualquier punto de vista: el rector de la Institución Educativa Agro Empresarial de Huasanó de Caloto fue abordado por sujetos a la salida del plantel alrededor del medio día, y delante de estudiantes y comunidad, fue llevado a empellones hacia su carro.

“Los dos sujetos, de acuerdo con la versión de los testigos, portaban armas de fuego y obligaron al profesor a subirse a su camioneta Tracker para después, en la misma, tomaron rumbo hacia Corinto, como la gente se percató que esto era algo inusual, entonces alertaron a los demás profesores y luego a la familia”, relataron amigos de la víctima que, por la violencia que se registra en el norte de Cauca, piden mantenerse en el anonimato.

Por eso, y al no obtener respuesta a las llamadas que le realizaban a su abonado telefónico, los familiares denunciaron el caso ante las autoridades, mientras que amigos y líderes sociales de Caloto salieron hacia la zona por donde condujeron a Orlando Gómez, quien era oriundo de La Merced, Caldas.

Así pues, se generó un operativo por parte de la Fuerza Pública y la búsqueda por parte de los amigos, la cual terminó cuando la comunidad del sector de El Jagual, zona rural de Corinto, confirmó la existencia de un cadáver en medio del césped: la ropa que portaba era la misma que la descrita por los seres queridos y compañeros cuando lo vieron por última vez con vida esa mañana de lunes.

En efecto, y luego que policías llegaran al sitio, se confirmó el trágico final de este docente, quien además era un promotor de ciclomontañismo entre los jóvenes campesinos de Caloto. “Los bandidos optaron por matarlo al verse rodeados por las autoridades”, explican por su parte policías que laboran en esta zona del departamento.

Tras conocerse la noticia, las reacciones no se hicieron esperar, más cuando en el norte del Cauca atraviesa una intensa oleada de violencia, al punto de que ya uno de los medios de comunicación representativos de la zona recibió amanezas por parte de un grupo armado autodenominado Dagoberto Ramos por su labor de informar.

En medio de las labores judiciales, las autoridades corroboraron que el docente Orlando Gómez fue blanco de amenazas luego que tomara una serie de decisiones relacionadas con su cargo.

“Información aportada por algunos compañeros de trabajo apunta a que la comunidad del sector estaba inconforme por las decisiones que había tomado el rector sobre el traslado de cinco docentes de este centro educativo, este aspecto entra ahora como una línea de investigación de este caso”, indican por su parte funcionarios del CTI y de la Sijín asignados al caso.

Fuente: El Universal

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here