Contraloría: Alan Marcelo pagó más de S/ 6 millones por trabajos que no se hicieron en Salitral de Morropón

La investigación también implica a la alcaldesa Ysmenia Monja y otros funcionarios de la municipalidad de Salitral

¡Siguen los cuestionamientos!. Una nueva auditoría de la Contraloría en la municipalidad de Salitral, en Morropón, reveló otros actos irregulares en la gestión de la alcaldesa Ysmenia Monja y el gerente municipal Alan Marcelo Jaime. 

El informe de la Contraloría N° 10097-2020, da cuenta que la obra de “Reconstrucción y rehabilitación de camino vecinal en Serrán – Mamayaco – Hualcas Bajo”, en Salitral, Morropón, presenta serias irregularidades desde su contratación. 

El 27 de setiembre de 2019, el jefe de la División de Desarrollo Urbano y Rural de la municipalidad de Salitral, Jaime Chaquilla Lizana, solicitó al gerente Alan Marcelo la contratación de una empresa para el desarrollo de la obra del camino vecinal en Hualcas Bajo. Una semana después, el 2 de octubre del 2019, la alcaldesa aprueba el expediente y el 16 de octubre del mismo año se emite la resolución de alcaldía N° 197-2019, para iniciar los procesos correspondientes para la contratación pública especial. 

Para esta obra se presupuestó 6 millones 264 mil 282.51 soles, mientras que para la supervisión de la obra se asignó 178 mil 444.17 soles. Asimismo, se señala que el plazo de ejecución sería 150 días calendarios. 

Es así que, del 9 al 21 de octubre del 2019, la municipalidad de Salitral de Morropón recibió la propuesta del único postor que se presentó a la convocatoria: Consorcio Carrehualcas.SM, integrado por Agora Contratistas Generales SA, Manuel Mavilón Acosta Ochoa y WA & RR Contratistas Generales EIRL.

Sin embargo, según la consulta correspondiente ante la Sunat, este consorcio recién fue registrado el 24 de octubre del 2019, siendo su representante legal el ciudadano Carlos Yefferson Yampiere Ramírez Peña. 

 

El Consorcio Carrehualcas.SM presentó su propuesta con la “carta de compromiso de presentación y acreditación del personal especialista y del equipamiento requerido para la ejecución de la obra” sin la firma correspondiente del representante legal, lo cual era un requisito indispensable para otorgar la buena pro. 

Esta situación no fue observada por el comité evaluador integrado por: Jaime Chaquilla Lizana, Brenda Vilcherrez Flores y César Herrera Peralta, quienes determinaron que el consorcio cumplía los requisitos para la suscripción del contrato pese a la falta de la firma en el documento exigido por ley. 

Posteriormente, la Municipalidad de Salitral de Morropón suscribió los contratos, tanto para la ejecución, con el consorcio Carrehualcas.SM; como para la supervisión de la obra, con la Consultoría y Servicios de Ingeniería Mariale SAC, sin que los postores ganadores presentaran la documentación requerida para ello. Más aún, el contrato de la supervisión suprimió y modificó cláusulas de la proforma de las bases integradas, habiéndose suscrito sin presentar la garantía de fiel cumplimiento.

 

Fue así que el 29 de octubre de 2019 se entregó el terreno y según el registro del cuaderno de obra, los trabajos se iniciaron el 20 de noviembre de ese año, sin que exista una relación contractual para la supervisión, debido a que, el ingeniero Alejandro Pasache Boyer, quien aparece en los documentos como el residente de obra, no mantuvo ningún vínculo laboral durante ese año con la municipalidad según el área de Recursos Humanos.

Asimismo, Alejandro Pasache Boyer, declaró no haber participado ni en el proceso de selección ni en la ejecución de la misma, habiéndose corroborado su ausencia en cada una de las visitas a la obra que realizó la comisión auditora. Pese a ello, la supervisión participó en la suscripción de dichos documentos, avalando trabajos que, a la fecha de su pago, se verificó que no habían sido ejecutados por el contratista.

Además, la Contraloría detectó que la empresa supervisora recibió pagos por el período transcurrido desde el inicio de la obra y la firma de su contrato. En este período, Roger Príncipe Reyes, suscribió documentos como inspector y jefe de supervisión de la obra, y posteriormente, una vez suscrito el contrato de supervisión, fue el ingeniero supervisor de la consultora; quien además ejerció como residente, en la obra: “Mantenimiento y ampliación de la pavimentación de vías y veredas de Salitral”. 

Dichas valorizaciones fueron pagadas por la municipalidad de Salitral de Morropón, haciendo un total de 6 millones 299 mil 126,52 soles, sin respetar que las estipulaciones contractuales establecen que debían ser mensuales, ni realizando las detracciones correspondientes. 

El Contraloría halló responsabilidad penal y administrativa por el pago de valorizaciones por trabajos no ejecutados y por dar la buena pro a una empresa que no cumplía los requisitos a: la alcaldesa de Salitral, Ysmenia Monja; el gerente municipal, Alan Marcelo; los miembros del comité de selección, miembros del comité para la consultoría la jefa de Tesorería y el subgerente de Contabilidad, por ello envió el informe correspondiente a la Procuraduría para que tome las acciones pertinentes. 

La situación expuesta se originó por el proceder de los funcionarios y servidores públicos que participaron en las diferentes etapas de los procedimientos de selección para la ejecución de supervisión de la obra, continuando con la cadena de pago de valorizaciones por períodos no mensuales y por trabajos que a la fecha de su pago no se habían realizado, en obra que profesional desconoce participación y que inició sin contrato con supervisión, además de iniciar trabajos de adicional de obra sin control previo sin contemplar la normativa aplicable afectando la legalidad con la que debe regirse la administración pública, ocasionando pagos que se efectuaron en contravención a lo contractualmente estipulado y al margen de la normativa, beneficiando financieramente con ello al Consorcio y a la Consultora.

Es preciso destacar que, la Contraloría, en un informe anterior, también determinó que el ex gerente de la municipalidad de Cristo nos Valga, Alan Marcelo Jaime, usó de manera irregular, más de medio millón de soles, proveniente del canon y sobrecanon durante su gestión de setiembre del 2015 a febrero de 2018. 

Cutivalú intentó comunicarse en varias ocasiones con la alcaldesa de Salitral, Ysmenia Monja, y el gerente municipal, Alan Marcelo, a través de llamadas telefónicas, mensajes de textos y por sus redes sociales. Sin embargo, hasta el cierre de esta nota, no obtuvimos respuesta. 

Contraloría concluye que Alan Marcelo usó medio millón de soles de manera indebida en Cristo Nos Valga

1 Comentario

  1. Es indignante todo lo que se vive en nuestro distrito, una alcaldesa, regidores callados, mientras el señor ocupa cargos que no le corresponden, una obra que su propuesto desaparece y ahora dice que es un error administrativo no te pases Marcelito

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here