Contraloría inspeccionará hospitales de Piura, Paita, Sullana, Chulucanas y Talara

Esto forma parte del Operativo de Control Simultáneo “Por una salud de calidad 2019”.

204
Foto: Contraloría - Piura

La Contraloría General de la República inició este lunes el Operativo de Control Simultáneo “Por una salud de calidad 2019”, para verificar que la gestión sanitaria y atención de emergencias en los establecimientos de salud públicos del segundo y tercer nivel de atención se brinde según las normas.

En la región Piura, cerca de 20 auditores inspeccionarán los servicios de salud en seis hospitales, tales son: hospital de la Amistad Perú-Corea Santa Rosa II-2 de Piura; hospital regional de Essalud, José Cayetano Heredia; hospital de Apoyo II-2 de Sullana; hospital Nuestra Señora de Las Mercedes II de Paita; hospital Manuel Javier Nomberto II-1 Chulucanas y el hospital II de Talara.

Con este operativo, la Contraloría visitará a nivel nacional un total de 250 establecimientos de salud públicos bajo el ámbito del Ministerio de Salud, Gobiernos Regionales, Essalud, Fuerzas Armadas y Policía Nacional del Perú.

Son aproximadamente 700 auditores a nivel nacional, quienes visitarán los establecimientos de salud públicos entre los días 20 y 24 de mayo de 2019.

Entre los aspectos que se supervisarán durante el operativo está el determinar si la atención de emergencias en los centros de salud públicos del segundo y tercer nivel de atención, guardan concordancia con la normativa aplicable.

Como resultado del Operativo se emitirá el Informe de Visita de Control por cada una de las entidades o dependencias incluidas, el cual se elevará para aprobación a las instancias correspondientes y será comunicado a la entidad/dependencia sujeta a control.

En el 2018, el operativo “Por una salud de calidad” permitió identificar un alto nivel de incumplimiento de las Normas Técnicas de Salud en los principales servicios que brindan los hospitales e institutos especializados de salud públicos a nivel nacional, lo que genera el riesgo de una inadecuada atención a los pacientes.

También se pudo evidenciar el incumplimiento de las horas de atención y facilidades de acceso a los pacientes, alta dotación de equipos sin el mantenimiento requerido, elevados niveles de sobrestock de algunos medicamentos y bajo stock de otros, alta exposición a deterioro de los medicamentos por incumplimiento de buenas prácticas de almacenamiento, así como falta de recursos humanos suficientes en los servicios visitados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here