«El Baguazo fue el desencuentro entre el Perú oficial y el Perú pluricultural»

Así opinó el sacerdote Francisco Muguiro S.J., director de Radio Marañón (Jaén) y defensor del medio ambiente.

(Foto: ius360)

Hoy se cumplen nueve años del ‘Baguazo‘, un enfrentamiento en la Amazonía peruana entre la Policía y las comunidades nativas awajún y wampis que dejó 33 muertos. El conflicto se originó cuando el segundo gobierno de Alan García promovió inversiones mineras a través de decretos que afectaban directamente a las comunidades indígenas.

Al respecto, el sacerdote jesuita Franciso Muguiro S.J., director de Radio Marañón (Jaén-Cajamarca) y reconocido defensor del medio ambiente y la población nativa, sostuvo que el ‘Baguazo‘ fue una expresión del desencuentro del Perú oficial de Lima y el Perú pluricultural de los pueblos originarios.

“Mientras las autoridades de la Policía y del Ejército decían que no había condiciones para desalojar a los nativos, Alan García y su ministra del Interior, Mercedes Cabanillas, a miles de kilómetros de Bagua, dijeron que sí. Entonces ese es el desencuentro de un Perú oficial lejos del verdadero Perú”, sostuvo en entrevista con CUTIVALÚ.

Francisco Muguiro agregó que ese desencuentro los llevó a creer que quienes se resistían al desalojo eran campesinos de la costa que protestaban por el precio del arroz y algodón.

Francisco ‘Paco’ Muguiro S.J.

“No pues, estos eran awajún, wambisas, descendientes de los jíbaros, que es la etnia más guerrera de la Amazonía peruana, que no luchaban por cinco soles, si no por su territorio y su vida. No entender eso es básico”, argumentó.

El jesuita dejó entrever una responsabilidad directa del entonces presidente, Alan García, pues un día previo al enfrentamiento y masacre, en la zona conocida como ‘Curva del Diablo’; las autoridades policiales y del Ejército, manifestaron que los nativos se iban a retirar, pero el mandatario, habría expresado: “Sería bueno que se lleven un escarmiento”.

“El escarmiento fue para el Perú. 33 muertos y un desaparecido. Los indígenas ya se iban porque el 4 era el día de Jaén. Pidieron dinero a la alcaldía para movilizarse. Pero si los iban a atacar es normal que ellos se hayan preparado para defender sus vidas”, manifestó.

Respecto a los 53 nativos acusados de tener alguna responsabilidad, indicó que todos saben que era inocentes, debido a que pericias demostraban que no había participación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here