Estudiante brasileña muere tiroteada en ola de violencia en Nicaragua

En solo tres meses, ya hay casi 300 muertos en este país centroamericano a causa de la violencia.

35
(Foto: AFP)

La estudiante de medicina brasileña Raynéia Lima murió este martes en Nicaragua a causa de disparos supuestamente de paramilitares, en medio de la ola de violencia que vive el país, que ha dejado casi 300 muertos en tres meses.

Lima, de 32 años, cursaba el último año de medicina y recibió disparos cuando se dirigía en vehículo a su residencia, en el suroeste de Managua hacia la medianoche del lunes, dijo a la «AFP» el rector de la Universidad Americana (Uam), Ernesto Medina.

LEER MÁS | Opinión: “Urgente – Ay Nicaragua, Nicaragüita…”

Los hechos ocurrieron en la residencial Lomas de Monserrat, donde según testigos paramilitares dispararon a su automóvil. Lima fue llevada por su novio al hospital pero las «heridas eran fatales» y falleció en horas de la madrugada, señaló Medina.

Una bala le habría perforado el hígado y murió cuando era intervenida en el Hospital Militar de Managua, según información del canal «100% Noticias».

Centros sociales jesuitas envían carta exhortando a la paz en Nicaragua

La estudiante, con seis años de residir en Nicaragua, era originaria del estado nororiental de Pernambuco y realizaba su internado en el hospital de la policía Roberto Huembes, dijo Medina, quien era uno de sus profesores en la UAM.

La presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Vilma Núñez, manifestó que a Lima «la rafaguearon sin ningún motivo» y adelantó que la organización realizará indagaciones sobre el hecho.

El gobierno de Brasil expresó en un comunicado su » profunda indignación» y condenó la «trágica muerte» de Lima, además de indicar que está buscando «aclaraciones» del gobierno de Nicaragua sobre las circunstancias en que se registró el fallecimiento.

También demandó que se hagan los esfuerzos necesarios para identificar y castigar a los responsables del «acto criminal».

Brasilia reiteró su condena a la represión de protestas en Nicaragua y al «empleo desproporcionado y letal de la fuerza, así como el uso de grupos paramilitares en operaciones con equipos de seguridad», señala el texto emitido en Brasilia.

Las protestas que iniciaron el 18 de abril contra una reforma a la ley de seguro social, pero derivaron en una demanda de justicia y de la salida del gobierno del presidente Daniel Ortega y de su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here