Estudiantes de la UNP crean mano animatrónica orientada en el lenguaje de señas

Flavia Moran Cruz y Fabrizzio Dioses Curay, estudiantes de la Escuela Profesional de Ingeniería Mecatrónica de la Facultad de Ingeniería Industrial de la Universidad Nacional de Piura (UNP) son los creadores del proyecto denominado “Mano animatrónica orientada al lenguaje de señas”, investigación que tiene como objetivo ayudar en la comunicación e interacción de las personas sordomudas o con síndrome de down en los diferentes lugares e instituciones públicas o privadas.

Flavia Moran explica que esta idea nació luego de realizar un trabajo de responsabilidad social y de tener contacto directo con personas sordomudas y con problemas de comunicación, quienes para poder ser entendidas tenían que escribir en un cuaderno aquello que necesitan o deseaban hacer.

El proyecto consiste en tres etapas, la primera es utilizar un guante para poder obtener los parámetros específicos de movimiento de la mano y con ello codificar el lenguaje de señas utilizando la posición de los dedos, la segunda es codificar todos los datos obtenidos en una computadora para finalmente enviar los códigos a la mano animatrónica y que esta pueda replicar el alfabeto de señas, lenguaje que permitirá una comunicación continua entre los nativos del lenguaje de señas y aquellos que lo empiezan a utilizar, indicó Flavia Moran.

Fabrizzio Dioses, recalcó que este proyecto ha tenido apoyo de otros proyectos creados en la misma escuela de mecatrónica tales como la impresora 3d y grabadora láser.

Hemos tenido el apoyo de otros proyectos como la impresora 3d que ha hecho posible que la mano que en la ciudad de Lima nos costaba un promedio de 400 soles, salga a 100 soles comprando el material, es decir, hemos reducido costos para poder ensamblarla y construirla, el grabador láser fue de utilidad para colocar un membrete y presentación del proyecto, entre otros» expresó.

Además de la posibilidad de complementar esta investigación asociándola al uso de las
extremidades exteriores, e incluso incluyendo un torso para combinar el lenguaje kinésico con el de señas que hace aún más fácil la comunicación.
También destacó que la finalidad de inclusión social es que todas las personas puedan preguntar y responder libremente sin ningún tipo de dificultades, tanto en bancos, centros comerciales, municipalidades o cualquier espacio público o privado, donde pueden entender y ser entendidos sin ningún problema.

Este proyecto ha contado con varios meses de investigación, pues antes de crear la mano animatrónica han tenido que aprender el lenguaje de señas que al ser utilizado entre las personas sordomudas cuenta con una variedad de códigos y estos dependen de la ubicación territorial.

«Cada grupo tiene un lenguaje diferente en cada país, es por tal razón que esta investigación aún tiene para más estudios que esperamos complementar y lograr impulsarla a la comunidad para un desarrollo en inclusión social”, finalizó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here