Fiscalía pide 24 meses de prisión preventiva para Edwin Oviedo

El fiscal Juan Carrasco presentó acusación contra el presidente de la Federación Peruana de Fútbol por encabezar la red criminal Los Wachiturros de Tumán y ser el autor mediato de la muerte de dos dirigentes azucareros.

65
(Foto: Perú.21)

La investigación que afronta Edwin Oviedo, presidente de la Federación Peruana de Fútbol (FPF), por el caso ‘Los Wachiturros de Tumán’, sigue siendo su talón de Aquiles. Juan Carrasco, fiscal contra la Criminalidad Organizada de Chiclayo, reiteró el pedido prisión preventiva contra el dirigente deportivo. Esta vez, por 24 meses.

Según la denuncia del Ministerio Público, Oviedo es acusado de ser el “cabecilla de la red criminal ‘Los Wachiturros de Tumán’ y de ser el autor mediato» del asesinato de los ex dirigentes de la azucarera Tuman, Manuel Rimarachín Cascos y Percy Farro Witte”.

LEER MÁS | Exconsejero Guido Aguila reconoce tres reuniones en casa de Becerril

Carrasco explicó que hay un inminente “peligro de fuga” de parte de Oviedo debido a sus presuntos nexos con la red criminal Los Cuellos Blancos del Puerto, que involucra a jueces, empresarios y ex miembros del Consejo Nacional de la Magistratura que a cambio de dinero y otras dádivas favorecían a terceros en sus expedientes judiciales.

Fuentes de la Fiscalía aseguran que Rocío Sánchez, quien investiga a ‘Los Cuellos Blancos del Puerto‘, ha determinado que el presidente de la Federación Peruana de Fútbol (FPF) también formó parte de esa organización criminal. Su rol: financista y operador.

Fiscal revela conexión entre ‘Los Cuellos Blancos’ y Fuerza 2011

La hipótesis de Sánchez y que avala Carrasco es que el empresario cusqueño «solventó pasajes, viáticos y entradas a varios magistrados para ver a la selección peruana en el Mundial Rusia 2018 y salvarse del caso ‘Los Wachiturros de Tumán'». Según declaraciones de los colaboradores eficaces de la Fiscalía, el presidente de la FPF le entregó US$5 mil al entonces juez César Hinostroza para sus gastos de estadía en Rusia a cambio de que bloquee esa investigación.

Para la Fiscalía, una de las trabas que puso Oviedo en el caso Wachiturros es que haya recurrido a la jueza de Lima, Amanda Magalles, para interponer una acción de amparo para congelar la pesquisa debido a que supuestamente se incumplió el mandato de una resolución de la Corte Suprema que ordenaba que Carrasco precise los cargos contra el empresario y dirigente azucarero.

En octubre pasado, el Poder Judicial le dio la razón al Ministerio Público al considerar que Carrasco ya cumplió con informarle a Oviedo las imputaciones en su contra que estaba en cuestión y las investigaciones continuarán sin problema alguno.

En aquella ocasión, Carlos Isla, abogado de Oviedo, dijo a este diario que no existe un solo elemento de convicción que vincule a su patrocinado con los hechos denunciados; recalcó además que el fiscal Carrasco pretendió sin éxito en el año 2015 medidas de restricción en su contra, las mismas que fueron rechazadas por el juzgado.

(Fuente: Perú.21)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here