Foto referencial.

El golpe de calor es un mal asociado con las altas temperaturas corporales y podría llegar a causar la muerte en pacientes de la tercera edad y en menores de hasta 2 años.

El médico pediatra Littner Franco Palacios, a través de CUTIVALÚ, explicó sobre los síntomas que se presentan con esta enfermedad, qué grupo etario es el más vulnerable y cuáles son los signos de alarma a los que se debe estar atento.

“El golpe de calor es una enfermedad asociada con altas temperaturas corporales y es más perjudicial para los lactantes y las personas de tercera edad. El golpe de calor consiste en que la temperatura corporal se eleva por encima de 40 grados y el paciente presenta un trastorno neurológico que puede ser un desmayo o el coma y puede llegar hasta la muerte si no se trata”, explicó el especialista.

Alta radiación solar es la principal causa del cáncer a la piel

Asimismo, refirió que, los adultos, normalmente no llegan a sufrir el golpe de calor, pero sí es peligroso en los lactantes por tienen poca capacidad para disipar el calor y en muchos casos sus progenitores los mantienen muy abrigados y eso hace que su temperatura corporal llegue por encima de los cuarenta grados.

Además, explicó que en los adultos mayores estos presentan un cansancio extremo, presentan calambres e incluso se desmayan por lo que estos tres síntomas son signos de alarma.

LEER MÁS | Conoce las señales del cáncer que te pueden salvar la vida

En tanto Franco informó que el principal síntoma es la temperatura elevada por lo que recomendó: “muchas personas no están acostumbradas a tomar la temperatura rectal que es la más exacta en un lactante, si esta llega a 40 grados se tiene que evacuar al menor a un centro de salud porque si convulsiona puede quedar con secuelas neurológicas”, argumentó.

¿Cuáles son los cuidados para prevenir el golpe de calor en Piura?

Además, recomendó que a los menores de seis meses la lactancia materna sea cada media hora para evitar que se deshidrate.

“La primera medida para enfrentar una ola de calor es estar en un ambiente fresco y ventilado. No abrigar al bebé solo ponerle pañal y bividí darle de comer alimentos frescos como frutas y verduras. Los adultos deben tomar seis vasos con agua al día, los pacientes preescolares deberían tomar 24 onzas de agua durante el día y los lactantes debe dársele su lactancia materna cada media hora y su onza de agua por las noches”, exhortó Palacios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here