Intoxicación, depresión y estrés: los problemas médicos mas frecuentes a fin de año

115
(Foto: Andina)

Diciembre es un mes asociado a muchas emociones, agasajos, reuniones, fiestas y frecuentemente mucha comida y bebida, lo que suele aumentar algunas situaciones médicas. El médico internista Miguel Vidangos explica los cinco problemas de salud más frecuentes en esta época:

– Digestivos. Muchas de las actividades de fin de año giran en torno a la comida y he aquí la principal causa de las visitas a los servicios de emergencia por cuadros de diarrea, intoxicaciones alimentarias, urticaria, que es más un problema dérmico pero generalmente causado por alguna comida, empachos, vómitos y problemas de acidez.

LEER MÁS | Ingresar a una piscina contaminada puede causar inflamación cerebral

– Estrés. Es muy frecuente que las personas presenten estados de estrés, ya sea por causa laboral (cierres de campaña, alcance de metas, programaciones para el año siguiente, etc.) o por la propia Navidad (preparativos, regalos, cena, entre otros). Esto conlleva un cansancio mental que se ve reflejado en irritabilidad, contrariedad e, incluso, somatizaciones diversas como cefaleas (dolor de cabeza), cervicalgias (dolor de cuello), mareos, parestesias (sensaciones raras como quemazón, hormigueo, insensibilidad), que se dan principalmente en cara y en miembros superiores.

En casos más extremos también se presenta sensación de falta de aire y a veces palpitaciones debiendo, estas dos últimas sobre todo, ser evaluadas para descartar un daño orgánico.

Desgano y falta de vitalidad son síntomas de depresión por Navidad y Año Nuevo

– Depresión y ansiedad: Aunque solemos relacionar diciembre con una temporada alegre, durante esta época muchas veces se presentan sentimientos de soledad o pueden asociarse a pérdidas sentimentales o económicas, lo cual se traduce en episodios de depresión o ansiedad.

– Intoxicaciones. Suele pasar que en estas semanas las celebraciones abundan  y, en algunos casos, aumenta la ingesta de las bebidas alcohólicas ocasionando intoxicaciones.

En otros casos, también se presenta el uso y abuso de drogas. En ambas situaciones, también puede acarrear accidentes de tránsito, poniendo en riesgo su vida y la de otros.

– Aumento de peso. Finalmente está el aumento de peso, que ya es característico de estas fechas porque comenzamos a comer mucho más que de costumbre. Según algunos reportes el aumento promedio de peso es de tres kilos luego de las fiestas, lo cual en los pacientes que ya están con sobrepeso puede ser un hecho contraproducente porque su estado de salud empeorará y luego se les hace muy difícil bajarlos.

¿Cómo reconocer a los psicópatas que hacen política en el Perú?

El médico recordó que se debe acudir a emergencias solo en situaciones en que nuestra vida corre riesgo, como es el caso de las intoxicaciones (por alimentos, alcohol o drogas), para poder ser evaluado y tratado rápidamente. Si es por otra situación médica, será considerado una urgencia y su atención será posterior, ya que se priorizarán las emergencias.

En los casos de males digestivos, dependiendo de la gravedad, se pueden resolver con remedios caseros, y si el problema es el sobrepeso, entonces empezar por comer más ligero después de fiestas y visitar a un nutricionista para que nos ayude a establecer un plan de comidas.

“Si el problema está relacionado a la salud mental, ya sea estrés, depresión o ansiedad, lo ideal es conseguir ayuda con psicólogo o un psiquiatra para seguir un tratamiento. No debemos minimizarlo ni considerarlo como algo momentáneo o de fácil solución”, agregó Vidangos.

(Fuente: Andina)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here