Luego de regresar de Estados Unidos y entregarse a las autoridades, el exministro y exsecretario general de Fuerza Popular Jaime Yoshiyama fue recluido en el penal Miguel Castro Castro para cumplir los 36 meses de prisión preventiva que le impuso el juez Richard Concepción Carhuancho por aportes de Odebrecht a la campaña presidencial de Keiko Fujimori.

Yoshiyama volvió la noche del domingo acompañado de su abogado, Humberto Abanto. Tras pasar la noche en la sede policial de requisitorias, este lunes fue puesto a disposición del Juzgado Anticorrupción de la Corte Superior Penal Nacional.

En una audiencia reservada, el juez Richard Concepción Carhuanchole informó de la medida preventiva de prisión preventiva que le impuso el 24 de noviembre pasado.

Luego pasó a la carceleta judicial para que el INPE defina el penal donde cumpliría dicha medida. Se dispuso que sea en el penal Miguel Castro Castro.

“Las condiciones que se dan a la personas que han ingresado al penal durante este Gobierno son sumamente vejatorias, se les trata como si fueran condenados, cuando se trata de personas que merecen el trato de un inocente”, se quejó Abanto.

En los próximos días, Jaime Yoshiyama dará su declaración a la Fiscalía y es posible que luego su abogado pida variar la medida de prisión preventiva por una de comparecencia o arresto domiciliario.

Fuente: La República

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here